Princesa Zelda

De Wiki de Universo Zelda
Saltar a: navegación, buscar
Zelda
BotW Zelda Artwork.png
Arte oficial de Zelda para The Legend of Zelda: Breath of the Wild.
Título(s) Princesa de Hyrule
Princesa del Destino
Alteza
Juego(s) Todos los juegos de la saga, a excepción de Link's Awakening, Majora's Mask y Tri Force Heroes.
Raza Hyliana
Sexo Femenino
Familia The Adventure of Link:
Rey de Hyrule (padre)
Príncipe de Hyrule (hermano)
A Link to the Past:
Rey de Hyrule (padre)
Ocarina of Time:
Rey de Hyrule (padre)
The Wind Waker:
Daphnes Nohansen Hyrule (antecesor)
Madre
The Minish Cap:
Rey Daphness (padre)
Rey Gustaf (antecesor)
Spirit Tracks:
Tetra (tatarabuela)
Skyward Sword:
Gaépora (padre)
Breath of the Wild:
Rhoam Bosphoramus Hyrule (padre)
Quote1.png He tenido un sueño... En él, unos nubarrones oscuros se arremolinaban sobre Hyrule... Entonces, un haz de luz salía del bosque, atravesaba las nubes e iluminaba la tierra. La luz se transformaba en una figura que sostenía una piedra verde y brillante e iba seguida por un hada... Sabía que ese sueño era una profecía de que alguien del bosque vendría... Y pensé que quizá tú serías el que ha de venir... ¡Pero qué maleducada soy! ¡Me he puesto a hablar y hasta he olvidado presentarme! Soy Zelda, la princesa de Hyrule. Quote2.png
— Princesa Zelda

La Princesa Zelda (ゼルダ姫, Zeruda-hime ?, Hylian Z.gifHylian E.gifHylian L.gifHylian D.gifHylian A.gif en hyliano), es el nombre epónimo que suelen recibir las princesas nacidas en el seno de la Familia real de Hyrule en la saga de The Legend of Zelda. Con la excepción de juegos como Link's Awakening, Majora's Mask o Tri Force Heroes; la princesa Zelda cuenta con múltiples reencarnaciones a lo largo de la historia de la serie, siendo uno de los personajes centrales e insignia de la saga.

Cada reencarnación de la princesa cuenta con una edad diferente, sustentada por el papel que guarda en el título en el que aparece. Hemos podido verla tanto en una faceta de niña, rondando los diez o doce años, como por ejemplo en Ocarina of Time; así como una faceta más adulta, cercana a los veinte años de edad, tomando a Twlight Princess como prueba de ello. Sea cual sea su edad, siempre es retratada como una princesa hermosa, atribuida a la sabiduría y, ante todo, preocupada por el bienestar de su pueblo.

En el principio de la historia de la saga, la Zelda original, nació como una hyliana, siendo la reencarnación mortal de la Diosa Hylia. Siguiendo con el linaje de esta sangre divina, sus descendientes femeninas a menudo reciben el nombre de Zelda y siempre se las corona con el título de Princesa de Hyrule. Varias de las princesas descendientes de este linaje sanguíneo ya mencionado, son poseedoras de la Trifuerza de la Sabiduría, imbuida con la esencia de la diosa Nayru. La esencia de Nayru ofrece sabiduría divina a Zelda, lo que le permite discernir las decisiones más sabias, especialmente en situaciones relativas al buen porvenir de Hyrule. Las princesas Zelda también son las portadoras de la Fuerza Dorada, energía interior relacionada a la raza Minish. Este poder le concede capacidades místicas, como sanar a terceros, aunque puede que estas características también estén relacionadas a su sangre divina.

Etimología[editar]

Shigeru Miyamoto, creador de la saga, ha declarado que tomó el nombre de Zelda Sayre Fitzgerald, esposa del escritor F. Scott Fitzgerald. Cabe destacar que el nombre de Zelda deriva de "Griselda", un nombre de lengua alemana que fusiona las palabras gris ("gris") y batalla ("hild").

Características[editar]

Rasgos físicos[editar]

Zelda es retratada como una bella y elegante princesa, tanto en sus apariciones de niña como de adulta, de hecho, en los juegos es común verla en la posición de una elegante doncella. La única excepción la encontramos en Skyward Sword, título que transcurre antes de la fundación del reino de Hyrule, donde la vemos viviendo como una hyliana común hasta que descubre ser reencarnación de Hylia. Su cabello por lo general suele ser rubio, aunque en algunos juegos, como Twilight Princess, el color detona en castaño, o incluso llega a ser pelirrojo como se puede ver en los iniciales The Legend of Zelda y The Adventure of Link. Sus ojos siempre vislumbran diferentes tonos de azul. Sus orejas son puntiagudas, como rasgo de miembro de la raza hyliana, aunque el tamaño de las mismas varía de un juego a otro. Los vestidos de los que hace gala suelen compartir los colores rosa, blanco o azul, variando en la tonalidad del color. Otra de las características de su vestimenta es la habitual presencia del símbolo de la familia real de Hyrule. También suele lucir una tiara con una joya que dependiendo de la ocasión puede ser azul, rosa o roja; o guantes que llegan a cubrir hasta el codo. Asimismo, en ocasiones puntuales usa maquillaje, como en The Wind Waker o Spirit Tracks. Su peinado tiende a variar entre el pelo suelto o con trenzas. Por último, su calzado puede ir desde tacones como vemos en Twilight Princess, hasta las botas que usa en Skyward Sword.

Personalidad[editar]

Zelda captura Skyward Sword.jpg
La princesa es descrita como una gobernante amable y sabia, a pesar de su joven edad, con un profundo amor hacia su pueblo. Es una persona bondadosa, grácil y sacrificada. En juegos como Twilight Princess muestra su lado más compasivo y altruista, pues sin dudarlo usa su propia energía vital para salvar la vida de Midna. Su atributo más destacado es la sabiduría, pues no en vano es la elegida por la Trifuerza de la Sabiduría. Como matriarca, suele tomar las decisiones más convenientes para su reino y su gente, por muy duro que sea. De nuevo en Twilight Princess, cuando Zant toma el castillo de Hyrule, le da a elegir entre una completa rendición o la muerte. Arrinconada, decide rendirse por el bien de su pueblo. Sabe asumir siempre su papel sin importar el costo y está dispuesta a ayudar a sus amigos sin titubear. Un ejemplo de ello es Skyward Sword, donde toma sus responsabilidades como reencarnación de la diosa Hylia y se sume en un profundo sueño para mantener el sello de El Durmiente. Por encima de todo, Zelda es conocida por ser una persona llena de bondad, perdonando incluso a los que han llegado a ir en su contra, como se ve en Spirit Tracks, donde le pide a Radiel que cuide de Táligo, a pesar de que fue él quien le robó su cuerpo.

Aunque, si hay un juego que hondea en su personalidad es Breath of the Wild. Aquí podemos ver las dos caras de una princesa dividida entre su papel como miembro de la familia real y sus propios sentimientos. Podemos ver su faceta más comprometida con sus deberes y figura, típica de las anteriores encarnaciones. Sin embargo, a pesar de dar todo lo que tiene para cumplir sus competencias como princesa y despertar sus poderes, para así complacer a su padre y a los súbditos; fracasa. Dicha incapacidad que la invade provoca que huya hacia intereses más personales, para distraerse, como la investigación de las armas ancestrales. Aquí vemos una Zelda más cercana, más personal, que incluso llega a ser hostil con Link. El héroe, que ha cumplido todas las expectativas de su familia al ser nombrado caballero y elegido, representa todo el triunfo que Zelda nunca logrará con su propia familia. No obstante, su personalidad benévola acabará premiando a Link por sus cuidados como protector, concediéndole plena confianza. Es la primera vez que podemos ver una Zelda que evoluciona como persona. Es decir, es la primera princesa que, aunque princesa, también es humana.

Habilidades[editar]

Zelda muestra Trifuerza de la Sabiduría TP.png
A lo largo de la saga, la princesa Zelda ha dispuesto de varias cualidades mágicas y/o psíquicas, que van desde usar un arco que a invocado mágicamente, hecho visto en Twilight Princes; a la telepatía usada en el inicio de A Link to the Past para comunicarse con Link, o la precognición que demuestra en Ocarina of Time con sus sueños premonitorios.

Muchas de sus habilidades, condecoras a su condición de sabia o portadora de la Trifuerza de la Sabiduría, quedan expuestas en el título de Ocarina of Time. La primera que vemos, ya mencionada, son sus sueños premonitorios. Gracias a ellos, Zelda es capaz de prever las oscuras intenciones de Ganondorf y la llegada de Link en forma de solución. Al final del juego podemos seguir viendo de sus habilidades, pues cuando ella y Link tratan de escapar de un castillo de Ganon condenado al colapso, hace alarde de su magia para abrir puertas que bloquean el camino hacia la salida. Asimismo, cuando Link reduce a Ganon durante la batalla final, utiliza sus poderes para inmovilizarlo y permitirle a Link asestar el golpe de gracia. A continuación, como miembro y líder de los Siete Sabios, guía al grupo para sellar al Rey del Mal en el Reino Sagrado. Por último, utiliza sus cualidades de sabia junto a la Ocarina del Tiempo para devolver a Link a su infancia.

En otros juegos como The Wind Waker, Twilight Princess y Spirit Tracks, Zelda hace gala de habilidades físicas, pues no todo se reduce a virtudes místicas. Durante The Wind Waker, en la batalla final del juego, utiliza el arco de Link para lanzar flechas de luz a Ganondorf, ayudando al héroe en su lucha. La volvemos a ver portando un arco y flechas de luz en Twilight Princess, donde usa sus poderes para invocar a los Espíritus de Luz, los cuales le conceden las flechas de luz. De este modo, Link y ella mantienen un duelo a caballo con el malvado gerudo: mientras Link persigue a Ganondorf a la carrera a lomos de caballos, Zelda usa el arco y las flechas para aturdir al Rey del Mal y permitir a Link dañarle. Además, en una de las escenas de Twilight Princess podemos ver a la princesa portar una espada. Por último y de nuevo con el arco, en Spirit Tracks, Zelda le da a Link su apoyo de arquera en el combate contra Mallard.

BotW Zelda captura tráiler.png
De nuevo en Spirit Tracks vemos una princesa Zelda que tiene la habilidad de poseer el cuerpo de un espectro, siempre que Link golpee a uno por la espalda con su espada, después de haber obtenido tres lágrimas de luz; o que le golpee con la Espada Trenebunda. En posesión de uno, la princesa puede ayudar al héroe a resolver varios puzles o superar algunos obstáculos que no podría rebasar por sí mismo. Además, debido a la armadura del espectro, Zelda puede proteger a Link de ataques enemigos o pelear por su cuenta, ayudando a Link a derrotar enemigos como los guerreros zora o a Táligo.

Aunque normalmente los poderes de Zelda parecen manifestarse de forma natural, teniendo un control completo sobre ellos, en Breath of the Wild se nos presenta una princesa avergonzada por ser incapaz de despertar sus poderes. Es la primera vez que vemos un proceso de despertar, cargado de una clara dificultad, pues por lo general sus poderes se manifiestan sin problemas alguno. Esto puede implicar que, todas las princesas han de pasar por un entrenamiento previo para florecer sus cualidades. Según se puede ver en el juego, el proceso conlleva rezar e implorar a la diosa Hylia en las distintas fuentes elevadas en su honor. La Zelda de Breath of the Wild, una vez consigue controlar su propia fuerza, demuestra una abrumadora potencia mágica que no solo es capaz de dejar fuera de combate a todo un regimiento de guardianes, sino de retener al malvado Cataclismo por 100 años. Curiosamente, al usar sus poderes, podemos ver la imagen de la Trifuerza, aunque dicho detalle no tiene por qué implicar que sea la posesora de la reliquia.

Línea Temporal Unificada[editar]

The Legend of Zelda: Skyward Sword[editar]

Artwork Zelda y Pelícaro SS.png
En los eventos que acontecen Skyward Sword, Zelda es la hija de Gaépora y vive en la isla flotante de Altárea. Junto a su amigo de la infancia, Link, asiste a la Academia de Caballeros, de la cual su padre es el director. En el inicio del juego se celebra la edición del Torneo Celeste número 25, en la que Zelda ha sido escogida para interpretar el papel de la diosa. El ganador del torneo, tal y como ella deseaba, es Link, y juntos comparten la posterior ceremonia por la que Zelda le entrega al joven el manto de la diosa. Posteriormente, Zelda le pide a Link dar un paseo por las nubes, montando a sus pelícaros. En él, Zelda se ve arrastrada por un misterioso tornado que emerge de las nubes y la arrastra más allá de la barrera de nubes: las Tierras Inferiores. La culpa de tal hecho recae en Grahim, autoproclamado señor de los demonios, que busca capturar a Zelda para resucitar a su señor. Sin embargo, sus planes son frustrados por Impa, una misteriosa sheikah que salva a Zelda. Con su ayuda, Zelda comienza a recorrer la superficie, visitando los distintos manantiales donde podrá despertar la memoria de la diosa dormida en su interior. Por su lado, Link comienza una aventura por la que viaja a la superficie en búsqueda de su amiga de la infancia. Su primer encuentro llega en el manantial del Templo Terrenal, en la región de Eldin. Aunque parece que por fin logran reunirse, Impa se interpone entre ambos, alegando que el joven Link no había sido capaz de proteger a Zelda y por lo tanto no merecía verla. Ambos vuelven a separarse, pues Zelda ha de seguir su misión.

Eventualmente, Link vuelve a alcanzar a Zelda en el Templo del Tiempo, pero su reunión vuelve a ser interrumpida, esta vez por la intervención de Grahim. Mientras Impa retiene el ataque de Grahim, Zelda se apresura y le concede a Link su lira, para acabar escapando junto a la sheikah por un portal que ella misma destruye para que Grahim no las siga. Entonces, Link se ve obligado a buscar un segundo portal, que usará para viajar al pasado y reunirse de una vez por todas con Zelda. Es entonces cuando ella le revela que es la reencarnación mortal de la diosa Hylia y que, él, es su héroe elegido. Zelda se disculpa, pues como diosa, ella sabía que Link trataría de rescatarla por todos los medios, por lo que en cierto modo, le ha estado utilizando. Después de bendecir a la Espada Maestra, Zelda se sume en un letargo profundo para mantener el sello de El Heraldo de la Muerte, el malvado Rey Demonio que busca resurgir. Solo saldrá de su letargo cuando Link reúna la Trifuerza y con ella destruya al malvado. Mientras queda confinada en un cristal, Zelda le pide a Link, a quien acostumbra a despertar a diario, la despierte a ella por una vez.

Después de superar varios obstáculos, Link utiliza la Trifuerza y destruye a El Durmiente, la forma que había adoptado El Heraldo con el paso del tiempo. Zelda sale de su sueño eterno y cuando parece que todo a acabado, Grahim irrumpe en escena para secuestrar a Zelda y llevársela al pasado a través del portal, donde su señor todavía sigue vivo. A pesar del esfuerzo de Link para detener el ritual y salvar a Zelda, Grahim logra extraer parte del alma de la reencarnación de la diosa y resucitar a su amo: El Heraldo de la Muerte. En su vuelta, El Heraldo proclama que se hará con el control del mundo, pero antes, reta a Link a un duelo. El joven héroe logra vencerle con la Espada Maestra y sellar su oscuridad en ella. Con todo terminado, Link y Zelda regresan a su tiempo. Mirando el paisaje de la superficie, Zelda le dice a Link que quiere quedarse en esta desconocida tierra, velando por la Trifuerza. Cuando le pregunta a Link que hará, él le responde sonriendo, implicando que decide quedarse junto a ella.

The Legend of Zelda: The Minish Cap[editar]

Princesa Zelda Minish Cap.png
La entrega de The Minish Cap presenta a la primera Zelda que recibe el título de princesa, cronológicamente hablando. Hija del Rey Daphness, al inicio del título acude a visitar la casa de su amigo de la infancia, Link. Junto a él, acuden a la ciudadela de Hyrule donde se está llevando a cabo el Festival de los Minish, en honor a la leyenda del Héroe de los Hombres. Durante el festival se realiza un torneo, el cual ha ganado un tal Vaati. Zelda y Link acuden a la ceremonia del ganador, donde se le permite contemplar el sagrado cofre de la leyenda. Contra todo pronóstico, Vaati derrota a los guardias del castillo y rompe la espada que mantenía cerrado el sello, abriendo el cofre y liberando a las tinieblas ocultadas en su interior. Vaati buscaba la legendaria Fuerza Dorada en el interior del cofre, pero no encontró lo que buscaba. Zelda sale a su paso, provocando que el brujo la petrifique, convirtiéndola en piedra. Ante esta crisis, el rey pide a Link que vaya al bosque en busca de los Minish, los únicos capaces de reparar la espada quebrada que permitirá a la princesa volver a la normalidad.

Así, Link se embarca en una aventura acompañado de un gorro parlante llamado Ezero, por la que debe reunir cuatro elementos que usará para imbuir en la espada y acabar convirtiéndola en la Espada Cuádruple, un arma capaz de hacer frente al brujo y salvar a la princesa. Durante el viaje de Link, Vaati descubre que la Fuerza Dorada en realidad se encuentra en el interior de la princesa Zelda, pues es un poder hereditario entre las princesas del reino. Vaati pasa a controlar el castillo de Hyrule, transformándolo en una versión tenebrosa del mismo y se prepara para extraer la Fuerza Dorada del interior de Zelda. Link acude a su rescate y lucha contra Vaati, venciéndole y rescatando a Zelda. Es cuando se descubre que Ezero en realidad es un Minish y Vaati era su alumno. Vaati robó el Gorro Minish, una creación de su maestro capaz de conceder deseos a quien lo viste, usándolo para sembrar el caos. Ezero cede el gorro a Zelda, que con la Fuerza Dorada deshace los males provocados por Vaati y devuelve la paz al reino.

The Legend of Zelda: Four Swords[editar]

Zelda FS sprite.png
Durante el fugaz Four Swords, la princesa Zelda acude junto a Link, su amigo de la infancia, al Santuario de la Espada Cuádruple. La princesa tenía un mal presentimiento, pues temía que el sello que mantiene encerrado a Vaati en la Espada Cuádruple se estuviera debilitando. Desgraciadamente, estaba en lo cierto, por lo que Vaati consigue escapar. Para celebrar su vuelta, Vaati rapta a Zelda con la intención convertirla en su novia y se la lleva a su palacio en las nubes. Link se embarca en una aventura para rescatar a su amiga de la infancia. Armado con la Espada Cuádruple, se divide en cuatro héroes como decía la leyenda, que superan los distintos obstáculos de los niveles. Finalmente se plantan en el Palacio de Vaati, donde derrotan al brujo oscuro sellándolo de nuevo en la espada y, rescatan a Zelda.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time[editar]

Artwork Princesa Zelda OoT3D.png
En el contexto de Ocarina of Time, la princesa Zelda creció en el interior de los muros del castillo de Hyrule. Cuando su edad rondaba a los 10 años, Zelda empezó a preocuparse por uno de los vasallos de su padre, el rey de la tribu gerudo: Ganondorf. Por medio de un sueño premonitorio, la princesa fue capaz de prever las intenciones de traición de Ganondorf a la familia real de Hyrule. Zelda decidió contárselo a su padre, pero el rey no le creyó. Solo su niñera y guardiana, Impa, la escuchó. Sin más remedio, Zelda continuó vigilando a Ganondorf, sin poder hacer nada. Fue entonces cuando un día, un niño que portaba una piedra del bosque conocida como la Esmeralda Kokiri, se presenta ante la princesa como Link. El niño procedente del bosque se había colado en el patio del castillo burlando a los guardias. Zelda inmediatamente lo identificó con su profecía. Convencida de ello, le revela al muchacho las verdaderas intenciones de Ganondorf: hacerse con la Trifuerza. Para evitarlo, le pide a Link que viaje en busca de las piedras espirituales, necesarias para llegar a acceder al Reino Sagrado, donde descansa la Trifuerza.

El joven Link se embarca en una aventura para lograr descrito propósito, mientras que Zelda aguarda en el castillo. Cuando Link cumple su misión y se dispone a volver al castillo, se encuentra con que el mismo ha sido atacado por Ganondorf. A su llegada a la ciudadela, observa como baja el puente levadizo para dar paso a Zelda e Impa, huyendo a lomos de un caballo blanco. Zelda divisa a Link y reacciona tirando un objeto al foso de la ciudadela. Para cuando la princesa y su niñera se pierden en el horizonte, aparece Ganondorf, quien después de un pequeño encuentro con Link, aturde al muchacho y sale en persecución de la princesa. Cuando Link recupera la consciencia, se zambulle en el foso para recoger lo que la princesa había lanzado: la Ocarina del Tiempo. Al tocarla, Link vive un flashback por el que la princesa le enseña la Canción del Tiempo. Link va al Templo del Tiempo y en su interior extrae la Espada Maestra, quedando sellado por siete años en el interior del Templo de la Luz.

Zelda adulta artwork 3d.png
En los siete años que Link pasa sellado, Zelda se dedica a aprender las artes de los sheikah, la raza a la que pertenece su niñera Impa. La princesa, como elegida de las diosas, había recibido la Trifuerza de la Sabiduría, debido a que Ganondorf fragmentó la reliquia. En algún momento dado, Zelda adopta el aspecto de Sheik, su álter ego sheikah, con la idea de ocultarse de Ganondorf y sus oscuras intenciones de obtener la pieza de la sabiduría. Cuando Link despierta como Héroe del Tiempo, se presenta ante él como Sheik. Durante la posterior misión de Link, le ayudará a despertar a los sabios, asistiéndole y enseñándole melodías mágicas.

En el momento en el que Link despierta a todos los sabios, vuelve a verse con Sheik en el Templo del Tiempo, donde revela su verdadera identidad como la princesa Zelda, líder de los sabios. Después de explicarle a Link el por qué de ocultarse bajo el rostro de Sheik, la princesa le concede las flechas de luz. Es entonces cuando su reunión se ve interrumpida por la risa de Ganondorf, que desde la lejanía confina a Zelda en un cristal y la secuestra, retando al Héroe del Tiempo a enfrentarle en su guarida: el castillo de Ganon. Link acude al rescate de la princesa y en lo alto de la guarida del Rey del Mal le vence, liberando a Zelda. Después de que la princesa se compadezca de la locura del rey gerudo, el malvado utiliza su último aliento para derruir su castillo e intentar sepultar a Link y Zelda entre sus escombros. Sin embargo, gracias a las habilidades mágicas de la princesa y el arrojo del héroe, consiguen escapar. Cuando todo parece haber acabado, de entre los escombros surge el propio Ganondorf, que utiliza su Trifuerza del Poder para transformarse en una bestia conocida como Ganon. Link vuelve a vencerle y gracias a la asistencia de la princesa Zelda, le asesta un golpe final con la Espada Maestra. A continuación, Zelda dirige a los sabios, quienes sellan a Ganondorf en el interior del Reino Sagrado.

Con la derrota del malvado, llega el momento de la despedida entre Zelda y Link. En un espacio vacío, solo cubierto por un cielo azul y nubes, Zelda utiliza la Ocarina del Tiempo para devolver a Link a su época, a cuando era un niño. Este evento marca la creación de dos de las tres líneas temporales de la cronología: una primera en la que el Héroe del Tiempo nunca existió y Link vuelve a su infancia, reencontrándose con la joven princesa Zelda; y una segunda donde el Héroe del Tiempo es recordado, pero Link, como tal, ha desaparecido pues volvió a su niñez.

Línea Temporal del Fracaso del Héroe[editar]

The Legend of Zelda: A Link to the Past[editar]

Artwork Princesa Zelda ALttP.png
Antes de los sucesos del clásico A Link to the Past, se llevaron a cabo los eventos de la Guerra Carcelaria. En dicha contienda, los Siete Sabios sellaron a Ganon en el Reino Sagrado, el cual había tomado la forma del Mundo de las Tinieblas. Con este hecho, el reino de Hyrule fue salvado, pero con el transcurso del tiempo, una serie de desgracias comenzaron a azotar al país. Fue entonces cuando apareció un mago, llamado Agahnim, que con su magia puso fin a los desastres. De este modo se ganó la confianza del rey y fue nombrado consejero real. Una vez logró ser cercano al poder del reino, aprovechó para hacerse con el control del mismo. Así, secuestró a cada una de las Siete Doncellas, descendientes de los sabios anteriormente mencionados. Una a una, Agahnim manda a las doncellas al Mundo de las Tinieblas, con la intención de romper el sello que mantiene preso a Ganon. Finalmente, solo resta una de las doncellas, la princesa Zelda.

Las primeras imágenes del juego muestran como Zelda es encerrada en un calabozo del castillo de Hyrule. Desesperada, la princesa se comunica telepáticamente con Link, pidiéndole auxilio. Sin embargo, quien acude a su rescate en primer lugar es el tío de Link. Su sobrino, al que le había ordenado que se quedara en cama, desobedece y le sigue. Link entra al castillo para encontrar a su tío abatido, al borde la muerte. Antes de perecer, su tío le pide que rescate a la princesa y le brinda para ello su espada y escudo. Así, el valiente joven se abre camino a lo largo del castillo y llega a los calabozos, donde rescata a Zelda. Con ella, huye del castillo por medio de un pasaje secreto en la sala del trono, el cual conduce a un santuario al norte del castillo. Allí, Link deja a la princesa al cuidado de un sacerdote, pues debe de partir para encontrar a Sahasrahla.

Link vive varias aventuras y consigue reclamar la Espada Maestra, pero es entonces cuando descubre que el santuario ha sido asaltado por los esbirros de Agahnim y han secuestrado a Zelda. El héroe se apresura e irrumpe en el Castillo de Hyrule para salvarla nuevamente, pero llega tarde, solo para ver como Agahnim la envía al Mundo de las Tinieblas. Como consecuencia, Link se aventurará en la versión retorcida del Reino Sagrado para rescatar a las doncellas. No se volverá a ver a la princesa Zelda hasta que sea rescatada en la Roca de la Tortuga. Cuando Link la haya salvado, ella y las otras seis doncellas abrirán la entrada a la Torre de Ganon, la mazmorra final. Zelda es vista por última vez en los créditos del juego, al lado de su padre, el rey, revivido gracias al poder de la Trifuerza.

The Legend of Zelda: Oracle of Seasons y Oracle of Ages[editar]

Artwork princesa Zelda OFA OFS.png
En las aventuras paralelas de Oracle of Seasons y Oracle of Ages, en un primer escenario, la princesa Zelda no tiene relevancia alguna. Solo es mencionada por Impa, quien indica a Link que ha sido enviada por la princesa para proteger a Din, el Oráculo de las Estaciones, o a Nayru, el Oráculo del Tiempo, dependiendo del juego en el que nos encontremos.

Solo por medio del juego vinculado podemos ver a la princesa Zelda en persona dentro de la historia. La Trifuerza la ha teletransportado a la tierra de Holodrum o Labrynna, dependiendo una vez más del juego; para advertir a sus habitantes de que se avecina una catástrofe. A pesar de sus buenas intenciones, es secuestrada por Vire, en Oracle of Seasons, o por el Gran Moblin en Oracle of Ages. Link acude a su rescate y derrota al monstruo que la mantiene presa, según el juego, una vez más. En el final de la historia, Zelda vuelve a ser secuestrada, pero esta vez a manos de las hermanas Birova. La viejas hechiceras habían estado tras las catástrofes y las acciones provocadas por Onox y Veran a lo largo de la aventura de Oracle of Seasons y Oracle of Ages, respectivamente. Todo ello con la intención de encender tres llamas necesarias para iniciar un ritual por el que resucitar a Ganon. El secuestro de Zelda y un posterior sacrificio de la misma, completaría el plan de las brujas. Sin embargo, Link acude una vez más al rescate y vence a Koume y Kotake. Ellas, moribundas, se sacrifican a sí mismas, logrando completar el ritual y resucitando a Ganon. No obstante, Ganon es resucitado de forma incompleta, siendo una bestia sin la capacidad de razonar. Link lo derrota y rescata a Zelda. Ella, como agradecimiento, le concede un beso en la mejilla.

The Legend of Zelda: Link's Awakening[editar]

La princesa Zelda no aparece físicamente ni mucho menos en el título de Link's Awakening. Sin embargo, es mencionada. Aturdido debido a su naufragio en la Isla Koholint, Link despierta en la casa de unos lugareños. Al ver a la chica de la casa, llamada Marin, Link la confunde con Zelda por su gran parecido.

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds[editar]

Artwork Zelda ALBW.png
A Link Between Worlds cuenta con la aparición más reciente de la princesa Zelda. A pesar de su corta edad, es la matriarca del reino. Es bastante probable que esta Zelda sea una descendiente directa de la princesa de A Link to the Past. Su primera aparición en el juego se produce cuando Link visita el castillo para avisarle de que un malvado hombre llamado Yuga ha convertido en una pintura a Zeres, la hija del sacerdote del santuario ubicado al norte del castillo. Preocupada por el suceso, la princesa le pide a Link que acuda a la aldea vecina de Kakariko y visite al anciano Sahasrahla. Antes de despedirse, Zelda le regala un colgante de color verde que siempre había tenido desde que era pequeña.

Las acciones de Link derivan en un enfrentamiento con Yuga, del que obtiene la habilidad de convertirse en pintura, adhiriéndose a la pared a voluntad cuando lo vea necesario. Sin embargo, Yuga se le adelante y asalta el castillo de Hyrule, levantando una barrera para evitar que nadie le interrumpa. Es cuando Sahasrahla le indica a Link que debe de reunir los colgantes de la virtud y con ellos reclamar la Espada Maestra, arma que le permitirá romper la barrera de Yuga. Por suerte, Link ya contaba con uno de los colgantes, el cual le había entregado Zelda previamente. El joven cumple su misión y blande la legendaria espada. Cuando irrumpe en el castillo, se encuentra con que Zelda mantiene una discusión con Yuga. La princesa le exige que acabe con sus maldades, a lo que Yuga responde que solo le interesa capturar a los Siete Sabios. Luego Zelda le acusa de intentar utilizar a los sabios para revivir a Ganon, pero Yuga la ignora y la transforma en una pintura. Entonces, huye por medio de una extraña fisura, por la que le sigue Link.

De este modo llegan a la tierra paralela de Lorule, de donde es originario Yuga. Aquí, el malvado usa la pinturas de Zelda y los sabios revivir a Ganon y luego fusionarse con él. La bestia resultante es detenida por Hilda, la princesa de Lorule. Hilda insta a Link a viajar por la tierra de Lorule y rescatar a los sabios confinados en pinturas. Mientras tanto, el retrato de Zelda queda en posesión de Hilda, quien en algunas secuencias a lo largo de la aventura de Link, cuenta a la princesa de Hyrule la historia de Lorule. Este reino tenía su propia Trifuerza, pero fue la familia real decidió destruirla para acabar con los enfrentamientos ocasionados por su poder, condenando al reino a su desaparición. Hilda planeaba robar la Trifuerza de Hyrule. Cuando Link, que ahora tiene la Trifuerza del Valor, vuelve al castillo de Lorule, se encuentra con que Hilda extrae el fragmento de la sabiduría de Zelda y le ordena a Yuga-Ganon, que tiene la del poder, que le robe a Link su Trifuerza. El plan fracasa, pues Link derrota a Yuga-Ganon gracias a las flechas de luz que le da la princesa Zelda. Finalmente, Hilda desiste de sus intenciones gracias a la intervención de Ravio. Hilda devuelve a Zelda y Link al Reino Sagrado de Hyrule, donde encuentran a la Trifuerza otra vez reunida. Zelda y Link la usan para desear la restauración de la Trifuerza de Lorule y salvar al reino.

The Legend of Zelda[editar]

Artwork Princesa Zelda TLoZ.png
Antes de los eventos de The Legend of Zelda, un ejército del mal comandado por Ganon sembró el caos en el reino de Hyrule, en un evento que se conoce como "año del terror". Con la Trifuerza del Poder en su posesión, Ganon trató de encontrar el fragmento de la sabiduría. La princesa Zelda, como su portadora y miembro de la familia real de Hyrule, encargada de proteger la Trifuerza de la Sabiduría, dividió la pieza en ocho partes y las esparció por todo Hyrule, ocultándolas. Al mismo tiempo, envió a Impa, su anciana niñera, en busca de un héroe que salvara al reino. Al enterarse de las acciones de la princesa, Ganon la aprisionó en su guarida en la Montaña de la Muerte.

En su misión, Impa logró encontrar a un joven llamado Link, quien la salvó de los perseguidores de Ganon. Cuando Link supo sobre la situación en el reino, no dudó en lanzarse a la aventura. Eventualmente, logra reunir los ocho fragmentos de la Trifuerza de la Sabiduría, con el que viaja a la Montaña de la Muerte y enfrenta a Ganon, dándole muerte y rescatando a la princesa Zelda.

Zelda II: The Adventure of Link[editar]

Artwork ZII TAOL.png
The Adventure of Link no está protagonizado por la princesa Zelda de su precuela, The Legend of Zelda, pero sí por la antecesora de la princesa Zelda que aparece en dicho juego. Antes de los eventos de la precuela del juego, la tierra de Hyrule vivió una época dorada en la que sabios reyes usaron la Trifuerza para gobernar el reino. Cuando la vida de el último de esos reyes se acercaba a su fin, se debía de decidir el destino de la Trifuerza. El sabio rey, al no tener un digno sucesor, ni siquiera su legítimo hijo, decidió dividir la Trifuerza en sus tres componentes. A su muerte, las piezas del poder y la sabiduría fueron a parar a las manos de su hijo, mientras que la pieza del valor fue ocultada en secreto en el Gran Palacio. El príncipe, frenético, trató de encontrar el fragmento del valor, pero no lo consiguió. Fue entonces cuando un mago asesoró al príncipe diciéndole que su hermana, Zelda, conocía el paradero de la Trifuerza del Valor. El mago interrogó a la princesa, pero ella se negó rotundamente a revelar nada. En un ataque de ira, el mago lanzó una maldición sobre Zelda, sumiéndola en un sueño eterno. El príncipe, dolido por el destino de su hermana, la depositó en el castillo del Norte y decretó que todas las mujeres que nacieran en la familia real, recibirían el nombre de Zelda.

Ya en los eventos que acontecen los hechos de The Adventure of Link, un joven Link, tras haber salvado Hyrule, se dedica a ayudar a reconstruir el reino. Cuando se acerca su decimosexto cumpleaños, en la mano del joven aparece la marca de la Trifuerza. Impa, al ver dicha marca, reconoce a Link como el héroe elegido capaz de romper la maldición de la princesa durmiente. Para poder romper el hechizo, el joven héroe debe de depositar seis cristales en los distintos palacios de Hyrule, superando los peligros dentro de ellos. Al conseguirlo, accede al Gran Palacio, donde descansa la Trifuerza del Valor. Link logra recuperar el fragmento y con la Trifuerza completa, rompe el hechizo sobre la princesa, despertándola de su fatal destino.

Línea Temporal de Link niño[editar]

The Legend of Zelda: Majora's Mask[editar]

Majora's Mask es otro de los pocos juegos en los que la princesa Zelda no tiene acto de presencia. Sin embargo, Zelda tiene su pequeño momento en la aventura cuando Link, al recuperar la Ocarina del Tiempo que había caído en las manos de Skull Kid, tiene un flashback por el recuerda el momento en el que la princesa le dio la ocarina y le enseñó la Canción del Tiempo. Adicionalmente, en este recuerdo, se da a entender que entre los sucesos de Ocarina of Time y Majora's Mask, ambos compartieron un tiempo juntos en el que se volvieron cercanos. Una vez finalizado el flashback, Zelda no vuelve a ser presentada o mencionada en todo el resto del juego.

The Legend of Zelda: Twilight Princess[editar]

Artwork Princesa Zelda TP.png
Antes de los sucesos que relata Twilight Princess, Zelda era la joven gobernante de Hyrule, dirigiendo al país desde el fabuloso castillo de Hyrule. Pero su mandato llegó a su fin cuando, el tirano de las sombras, Zant, se lanzó a la conquista de Hyrule desde el Reino del Crepúsculo. Con su ejército de las sombras, Zant fue sumiendo en el crepúsculo las distintas regiones del reino, una por una. Finalmente, se abrió paso hasta la misma capital y en el salón del trono, por la fuerza, tuvo su primer encuentro con la princesa Zelda. Zant le dio a elegir entre dos opciones: vivir bajo el eterno ocaso y renunciar a su libertad... O morir. La princesa, tras pensárselo dos veces, rindió incondicionalmente el castillo y aceptó vivir en el crepúsculo.

De este modo, Zelda fue confinada en la torre más alta del castillo, observando desde allí como su pueblo se convertían en ánimas por la influencia del crepúsculo. Ella, consigue mantener su forma, posiblemente por ser portadora la Trifuerza de la Sabiduría. En uno de sus largos días de confinamiento, se presenta ante ella la verdadera líder del crepúsculo, Midna, la cual había perdido su verdadera forma por un hechizo de Zant. Junto al ser de las sombras, llega un lobo de ojos azules, quien en realidad es nada más y nada menos que Link, el cual ha tomado esa forma por culpa del crepúsculo. Zelda se encomienda al héroe transformado en bestia, pidiéndole que ahuyente el mundo de las sombras de las regiones de Hyrule. No será hasta después de cumplir tal misión que Link vuelva a ver a la princesa. En un ataque sorpresa de Zant, el rey usurpador hiere de mortalidad a Midna y lanza un maleficio sobre Link, obligándole a permanecer eternamente en su forma de lobo. Más preocupado por el estado de Midna que por su propio bien, Link se apresura a volver con la princesa Zelda. Ella, al ver el estado de Midna, decide utilizar su propia energía vital para curarla, desvaneciéndose; no sin antes indicar a Link que debe de encontrar la Espada Maestra para romper el hechizo sobre él.

Link y Midna viajan por Hyrule una vez más. Con la Espada Maestra en su haber, la pareja reúne los distintos fragmentos del espejo del crepúsculo y derrotan a Zant. Durante esta parte de su aventura, ambos descubren que el verdadero artífice de todo es Ganondorf. El rey de las gerudo aguarda un nuevo duelo con el héroe de esta época en el castillo de Hyrule. Para el primer asalto, a modo de provocación, manipula el cuerpo de Zelda para luchar contra Link, pero su hechizo se desvanece al ser derrotado. Ganondorf se transforma en una bestia conocida como Ganon, pero vuelve a ser derrotado ante Link. Midna consigue restaurar la salud de Zelda y hacerla volver en consciencia, pero la batalla no ha acabado, Ganondorf vuelve a por más. Midna decide tomar la responsabilidad y teletransporta a Link y Zelda a la pradera de Hyrule. Con la magia de la Sombra Fundida, trata de acabar con Ganondorf, pero es inútil. El Rey del Mal se planta en la pradera de Hyrule, a lomos de su caballo, dispuesto a acabar con Link y Zelda. La princesa conjura a los espíritus de la luz y obtiene las flechas de luz, con las cuales ayuda a Link a pelear contra Ganondorf y finalmente derrotarlo. El enfrentamiento llega a su fin con un duelo a espada, donde Ganondorf perece. La última vez que vemos a Zelda durante Twilight Princess será después de los créditos, en la despedida de Midna.

The Legend of Zelda: Four Swords Adventures[editar]

Princesa Zelda FSA.png
Al igual que sucedía en el anterior Four Swords, en el inicio de Four Swords Adventures, la princesa Zelda visita el Santuario de la Espada Cuádruple por miedo a que el sello que mantiene encerrado a Vaati se esté debilitando. Acompañada del resto de las Siete Doncellas y su amigo de la infancia, Link, llegan al santuario para verificar el sello de la Espada Cuádruple. Aunque, en esta ocasión, el mal presentimiento de la princesa no tomaría forma en Vaati, sino en Link oscuro, que aparece sin previo aviso y ataca tanto a las doncellas como al verdadero Link. Link oscuro esparce a las doncellas y a Zelda por todo Hyrule, por lo que Link se ve forzado a tomar la Espada Cuádruple, a sabiendas de que liberará a Vaati.

El héroe se divide en cuatro, tal y como relataba la leyenda, embarcándose en una aventura a lo largo de Hyrule para rescatar a las doncellas y Zelda, así como dar caza a su copia oscura o al brujo que volvía a campar a sus anchas por Hyrule. La princesa Zelda no vuelve a aparecer hasta el final de la aventura, donde ayuda a los cuatro Link a encerrar a Link oscuro en el espejo oscuro. También ayuda a derrotar a Vaati. Una vez que el brujo yace muerto, su guarida, la Torre de los Vientos, colapsa, obligando a la princesa y a Link a huir para no morir aplastados. Al conseguir escapar, parece que todo a terminado, pero Zelda siente que un mal mayor acecha: Ganon. El Rey del Mal había estado detrás de todo, pues fue él quien creó la copia oscura de Link, con el plan de que el héroe se viese obligado a liberar a Vaati. Link y Zelda se enfrentan al malvado Ganon, derrotándolo y sellándolo en la Espada Cuádruple.

Línea Temporal de Link adulto[editar]

The Legend of Zelda: The Wind Waker[editar]

Quote1.png ¡...! ¡Está resonando mi Trifuerza del Poder! ¡Ajá! Al fin te encuentro... ¡Princesa Zelda! Quote2.png
Ganondorf
Princesa Zelda TWWHD.png
The Wind Waker presenta a Zelda bajo la identidad de Tetra, una pirata que lidera a un pequeño grupo de bucaneros después del fallecimiento de su madre, la anterior líder. Sin embargo, Tetra no tiene conocimiento alguno de su linaje real y su condición de princesa. A pesar de ello, tiene conocimiento de la existencia de Hyrule, la Espada Maestra, y la leyenda del Héroe del Tiempo.

Como Tetra, Zelda demuestra un comportamiento poco femenino, llegando a encararse con otros personajes o ser un tanto mandona. Al inicio del juego, llega a Isla Initia, isla natal de Link, por culpa de la acción de Kranos, un pájaro gigante. El ave, que quería secuestrarla, la confunde con la hermana de Link, Abril, llevándosela a ella en su lugar. Link, que había rescatado a Tetra del bosque, le pide a los piratas que le llevan a la guarida del pájaro: la Isla del Diablo. En primera instancia, Tetra duda de Link, pues tiende a dejarse llevar por sus sentimientos, poniéndose nostálgico cuando abandonan su hogar. Una vez que descubre la verdadera personalidad del joven héroe, pasa a tenerle más respeto e incluso a pedirle perdón por lo sucedido con su hermana pequeña. Después de una primera visita a la Isla del Diablo fallida, con el avance de la aventura, Link vuelve a intentarlo gracias a la asistencia de su compañero Mascarón Rojo. En esta ocasión, Tetra vuelve a aparecer para brindarle su ayuda, llevándose a Abril en su barco. Varias escenas después, Link queda aturdido por Ganondorf, pero Tetra aparece para rescatarle. Cuando Ganondorf sujeta a Tetra observa asombrado como su Trifuerza del Poder resuena, exclamando entre risas que por fin había dado con la princesa Zelda. No obstante, Tetra y Link logran escapar gracias a la asistencia de los orni y su deidad.

Mascarón Rojo conduce a Tetra y Link al Hyrule sumergido bajo el Gran Mar. En el sótano del castillo, revela su verdadera identidad como Daphnes Nohansen Hyrule y descubre a Tetra como la princesa Zelda y heredera del reino. El rey de Hyrule une su fragmento de la Trifuerza de la Sabiduría, con el fragmento de Tetra, uniendo la pieza de nuevo. Sorprendida por los sucesos, Zelda apenas puede decir alguna cosa. Es entonces cuando Link debe partir en busca de la perdida Trifuerza del Valor, dejando a Zelda en el interior del castillo donde estará a salvo de las garras de Ganondorf. Sin embargo, cuando Link vuelve al castillo con su fragmento, encuentra que Zelda ha sido raptada por Ganondorf, quien la a llevado a su guarida. Este será el primer título de la saga en el que veamos a la princesa luchar junto a Link. En el duelo final en lo alto de la Torre de Ganon, Link combate a espada contra el rey de las gerudo, asistido por Zelda, que usa el arco del propio Link y las flechas de luz. Por medio de una estratagema usando el escudo de Link, consiguen vencer a Ganondorf. Finalmente, Hyrule desaparecerá bajo la olas del Gran Mar, pero Zelda le pide a Dapnhes que les acompañe. El rey, no obstante, decide permanecer y desaparecer junto a su olvidad tierra, esperando que Zelda y Link inicien un viaje en el que el viento les lleve ante una nueva tierra, donde fundar un nuevo reino de Hyrule.

The Legend of Zelda: Phantom Hourglass[editar]

La princesa Zelda aparece por medio de su álter ego, Tetra, en Phantom Hourglass. Aunque no aparece físicamente como la princesa, en varias de sus intervenciones suena la su tema, la nana de Zelda, e incluso algunos de los miembros de su tripulación la llaman por "Zelda", provocando su enfado, pues no se siente identificada con su garbo noble. Solo en el prólogo de la historia, donde se relatan brevemente los hechos de The Wind Waker, se la ve con su aspecto de princesa.

The Legend of Zelda: Spirit Tracks[editar]

Ghost Zelda.png
Spirit Tracks ofrece uno de los roles para la princesa Zelda de los más implicados en la historia de un título de la saga. Esta princesa Zelda está confirmada como descendiente directa de Tetra, quien fundó el nuevo reino de Hyrule. Un joven Link, acude al castillo de Hyrule para recibir el título de maquinista de parte de la propia princesa. Durante la ceremonia, Zelda aprovecha para comunicar a Link que se vea con ella a escondidas. Es entonces cuando la princesa le explica al joven que por un motivo extraño las vías están desapareciendo del mapa del reino. Preocupada por ello, quiere investigar, por lo que le pide que le ayude a escapar del castillo y dirigirse a la Torre de los Dioses, de donde proceden todas las vías. Ambos consiguen escapar del castillo, marcando este momento como el primero en la saga, sin contar juegos no canónicos, en los que se puede controlar a Zelda. Con la ayuda del maquinista Big Boy, parten hacia el destino señalado, pero por el camino, las vías desaparecen repentinamente, provocando que el tren descarrile. Es entonces cuando aparece el ministro del reino, Makivelo, acompañado de su secuaz Táligo. El ministro estaba detrás de todo, con el plan de revivir al malvado demonio Mallard. A continuación, roba el cuerpo de Zelda, separando su espíritu de él. La princesa, en forma de espíritu, busca ayuda desesperadamente, pero solo Link es capaz de verla. Ambos van a la Torre de los Dioses y aquí, Link recibe el ataque de un espectro, pero Zelda carga contra él, poseyendo la armadura sin darse cuenta. Con las indicaciones y ayuda de Radiel, Zelda y Link se embarcan en una aventura para restaurar las vías del reino y evitar el resurgir de Mallard. Cada vez que Link vuelve a la Torre de los Dioses para conseguir un nuevo mapa, Zelda le ayuda poseyendo a un espectro.

Cerca del final del juego, la vuelta de Mallard es inevitable y lo hace poseyendo el cuerpo de la princesa. Durante la primera fase de la batalla contra el Rey Demonio, Link utiliza su arco y flechas de luz para obligar a Mallard a salir del cuerpo de Zelda. Cuando lo consigue, Zelda trata de volver a su cuerpo de forma desesperada, pero falla en primera instancia. Es cuando Táligo, que había cambiado de bando, retiene a Mallard y le da la serenidad necesaria a Zelda para que rece a su abuela Tetra y pueda así recuperar su cuerpo. Una vez ha recuperado su cuerpo, Mallard decide introducirse en el de Makivelo. Así se inicia una lucha final por la que Zelda asiste a Link con el arco y las flechas, disparando a la espalda del demonio. Entre los dos, asestan el golpe final en la frente de Mallard con la Espada Trenebunda.

Después de los créditos del juego, se ve una escena con la princesa Zelda que variará según la opción escogida por el jugador entre que Link sea maquinista, sea un guerrero o una tercera opción de "no sé". Si se escoge la del maquinista, Zelda mirará por la ventana escuchando el silbato de un tren, mientras que si se escoge la opción del guerrero, escuchará un cruce de espadas. Si se escogió la opción "no sé", Zelda simplemente recordará su aventura con Link.

Línea Temporal desconocida[editar]

The Legend of Zelda: Breath of the Wild[editar]

BotW Link y Zelda DLC artwork.png
En el Hyrule caótico y sumido en ruinas que nos presenta Breath of the Wild, el papel de la princesa Zelda no está muy claro al principio del juego. Inicialmente, la princesa no hace acto de presencia, pero se comunica con Link con sus poderes telepáticos, guiándole en su despertar en un mundo que desconoce pues, no recuerda el pasado. La princesa se encuentra en el castillo de Hyrule, donde con sus poderes lleva confinando durante 100 años al conocido como el Cataclismo: Ganon. Zelda insta a Link a cumplir con su cometido como héroe, liberar a las bestias divinas y prepararse para acudir al castillo, donde derrotar a Ganon de una vez por todas.

En el pasado, 100 años antes de los hechos de Breath of the Wild, el rey y sus seguidores sabedores de que la vuelta de Ganon era un peligro inminente, decidieron poner en práctica un plan de sus antepasados para derrotar al Cataclismo. El papel de Zelda en dicho plan, como princesa de Hyrule, era utilizar su poder junto al héroe, los elegidos y las maquinaria ancestral de los sheikah; para someter a Ganon. No obstante, la princesa que había perdido a su madre y mentora a temprana edad, es incapaz de hacer manifestar sus poderes. Desde niña, frustrada, intentó una y otra vez despertar su dormido poder, rezando en las fuentes de la diosa Hylia, sin éxito. A pesar de cargar con la decepción de su padre y sus súbditos sobre sus hombros, Zelda decide ejercer sin dudar el papel de líder de los elegidos, aquellos quienes dirigen a las poderosas bestias divinas. Ella misma nombró a los cuatro elegidos de las diferentes razas, juntando un grupo formado por: Daruk de los goron, Mipha de los zora, Revali de los orni y Urbosa de las gerudo. Por último y, como elegido por la espada destructora del mal, nombró a un joven caballero hyliano como héroe elegido por la diosa. La simple presencia de dicho joven, Link, disgusta a la princesa, pues no puede evitar sentirse inferior ante su presencia.

Link, que ha cumplido con creces las expectativas de su familia y que es todo lo que Zelda no es, trata de cumplir su papel como protector de la princesa. Sin embargo, el malestar que siente Zelda al tenerle cerca le lleva incluso a ser grosera con él. Zelda, acomplejada, decidió sumirse en la investigación de la maquinaria ancestral de los sheikah, siempre portando consigo su característica piedra sheikah. Y, cuando Link la sigue incluso en sus investigaciones, le pide bruscamente que la deje a solas. La obstinación de Link a seguirla, sin embargo, será crucial cuando la princesa, en su visita al desierto y a la campeona Urbosa, se ve asaltada por un grupo del clan Yiga. El plan de los malvados sheikah de atentar contra sus vida solo se verá frustrado por la aparición del espadachín elegido como héroe. Desde este punto, al haber salvado su vida, Zelda comienza a ver a Link con otros ojos, decidiendo pasar a reconstruir su relación con él. Será de este modo como la princesa se acabará acercando mucho al héroe, compartiendo incluso intimidades con él. Zelda consigue llegar a entenderse con Link, hasta desarrollar un vinculo por encima del que comparte con otros elegidos, incluso superior al que comparte con la que parece la más cercana: Urbosa.

No obstante, el peso de sus deberes como princesa y su condición de no tener poderes, seguirán hostigándola. Cuando el control sobre los aparatos ancestrales parece más certero y la victoria más asegurada, su padre, rey de Hyrule, cansado de que su hija se descentre en dichas investigaciones, le prohíbe dedicarse a ello, avergonzandola ante Link. Desde ese día, solo se dedicará a tratar de despertar sus poderes. Su esperanza es visitar la última de las fuentes de la diosa que le queda, en el Monte de Hylia, al que solo se debe subir una vez alcanzada la mayoría de edad. Pero, su última esperanza y esfuerzo, también es en vano. No consigue despertar sus poderes y, junto a unos desesperados elegidos por el bienestar de su princesa, contemplan como la mayor pesadilla de todos cobra realidad: Ganon el Cataclismo resurge. Zelda, temerosa, no tiene más remedio que dejar todo en manos de sus súbditos. El resultado, por desgracia, será fatal.

Después de una derrota aplastante, ya que Ganon consigue corromper las máquinas ancestrales y volverlas contra sus propios dueños, Link y Zelda huyen desesperadamente bajo una lluvia. Los elegidos han caído y el futuro de Hyrule es cuanto menos oscuro. Es aquí cuando una Zelda desconsolada, rompe a llorar en brazos de Link, sitiéndose culpable de todo por ser incapaz de despertar sus poderes. Pero la lucha no termina aquí, los guardianes corruptos les persiguen, obligando a Link a luchar contra ellos hasta agotar casi al completo su energía vital. Será en este punto cuando la princesa, para evitar que Link muera ante sus ojos, utiliza inconscientemente sus poderes para salvar al héroe. Es entonces cuando, gracias a la intervención del espíritu que reside en la Espada Maestra, se da cuenta de que aún hay esperanza. La princesa encomienda la vida de Link a unos seguidores sheikah, quienes le llevan hasta el Santuario de la vida, donde podrán sanar sus heridas fatales. Así, Zelda deja la Espada Maestra en su pedestal en el Bosque Kolog y parte hacia el castillo de Hyrule, donde con sus poderes retendrá al Cataclismo hasta la vuelta del héroe, quien le derrotará.

Apariciones no canónicas[editar]

Artículo principal: Princesa Zelda/Apariciones no canónicas

Debido a la gran cantidad de apariciones con las que cuenta la princesa Zelda en medios no canónicos, hemos separado el contenido en un anexo a este mismo artículo. Sigue el enlace para leer sobre las múltiples apariciones en medios como series animadas u otros juegos que no están presentes en la cronología de la saga de Zelda.

Álter ego[editar]

Diosa Hylia[editar]

Artículo principal: Hylia

Antes de los eventos de Skyward Sword, una diosa llamada Hylia venció a El Heraldo de la Muerte, sellándolo en lo que acabaría por conocerse como Tierra del presidio. Antes de que las heridas de la guerra cicatrizaran, con la intención de proteger la Trifuerza y prevenir el resurgir de El Heraldo, Hylia diseñó un plan. Primero designó el alma de un héroe que luchara contra el Rey Demonio y a su vez renunció a su divinidad para renacer como una mortal y poder usar la Trifuerza para destruir al malvado. Eones después, renació como una hyliana llamada Zelda.

Sheik Artwork 3d.png

Sheik[editar]

Artículo principal: Sheik

En Ocarina of Time, Link interactúa con un misterioso miembro de la raza sheikah, que se presenta como Sheik. Este personaje ayuda al Héroe del Tiempo durante su aventura, dándole pistas para avanzar en su misión o enseñándole distintas melodías que le permiten teletransportarse por Hyrule. Cerca del final del juego, Sheik revela su verdadera identidad como la de la princesa Zelda. Durante los siete años en los que Link estuvo dormido, Zelda tomó el aspecto de Sheik para escapar de las garras de Ganondorf, pues como elegida de las diosas, es portadora de la Trifuerza de la Sabiduría que el gerudo ansiaba encontrar.

Tetra[editar]

Artículo principal: Tetra

Nacida y curtida en un barco de piratas del Gran Mar, Tetra es la capitana de dicha tripulación, completamente ajena y desconociendo su vínculo sanguíneo descendiente de la familia real de Hyrule. Sin embargo, al encontrarse con su antepasado Daphnes Nohansen Hyrule, este le revela su verdadera condición de princesa Zelda del reino de Hyrule y legítima portadora de la Trifuerza de la Sabiduría.

Otras Princesas de Hyrule[editar]

Princesa de la Guerra del Cofre Sellado[editar]

Artículo principal: Guerra del Cofre Sellado
Cuadro castillo de Hyrule princesa Zelda TWW.jpg
Antes de los eventos de The Minish Cap tuvo lugar un conflicto bélico conocido como la Guerra del Cofre Sellado. Durante el mismo, un héroe de ropas verdes y pelo rubio luchó contra los monstruos que azotaban Hyrule. Esta historia está representada por medio de varias vidrieras que pueden encontrarse en el Santuario Elemental. Una de las vidrieras muestra a una princesa Zelda en posesión de la Fuerza Dorada. Es gracias a esta vidriera que Vaati descubre que la Fuerza Dorada reside en el interior de las princesas del reino.

Princesa antediluvio[editar]

Artículo principal: Cofradía pirata de Tetra

En The Wind Waker, cuando Link visita el castillo de Hyrule aislado bajo el Gran Mar, en unas de sus paredes puede ver un cuadro que muestra a una antigua princesa Zelda rodeada de supuestos miembros de la corte hyliana, cada uno de ellos contrapartes de la tripulación de Tetra en The Wind Waker. Esta princesa, durante el Gran Diluvio, fragmentó la Trifuerza de la Sabiduría en dos, dándole un trozo a su padre y, con el otro en su poder, huyó a las altas montañas del reino junto a sus criados.

Curiosidades[editar]

  • Link's Awakening y Tri Force Heroes son los únicos juegos donde Zelda está absolutamente ausente. En Link's Awakening solo es mencionada por su parecido con Marin, mientras que en Tri Force Heroes aparece su vestido. Majora's Mask, por su lado, tampoco cuenta con la presencia de la princesa, pero sí que aparece por medio de un flashback.
  • La historia de la princesa Zelda de The Adventure of Link es una alegoría al cuento de la Bella Durmiente.
  • El reconocido actor Robin Williams le dio el nombre a su hija de Zelda, en honor a la princesa de la saga.
  • Hyrule Historia muestra un diseño inédito de A Link to the Past de cómo sería la princesa Zelda si estuviera bajo el efecto del Mundo de las Tinieblas, dándole una apariencia similar a un zorro.
  • En Twilight Princess, Zelda viste con una capucha negra en cuya parte trasera puede verse el símbolo de la raza sheikah.
  • La carta de la princesa Zelda en el juego de cartas de Twilight Princess revela que iba a ser coronada reina de Hyrule unos pocos días después de la invasión de Zant. Sin embargo, debido a la invasión, la ceremonia no pudo acontecer.
  • En Super Smash Bros. Brawl, donde se presenta a Zelda en su forma de Twilight Princess, es referida como la reina de Hyrule.
  • En su versión de Spirit Tracks, Zelda tiene un particular miedo a los ratones, incluso cuando posee a un espectro.
  • La reencarnación de Zelda durante Skyward Sword es la única de toda la saga que no tiene una condición de princesa o nobleza.

Galería[editar]

Este artículo tiene una colección de imágenes para representar aún más su contenido. Como son un gran número de imágenes se han agrupado en una galería.

Ver galería Ver galería
Personajes de The Legend of Zelda