Princesa Zelda

De Wiki de Universo Zelda
Revisión del 23:18 16 jun 2016 de CM Xavi (Discusión | contribuciones) (Apariciones)

Saltar a: navegación, buscar
Zelda
TPHD Zelda Artwork.png
Artwork de Zelda en The Legend of Zelda: Twilight Princess HD.
Título(s) Princesa de Hyrule
Princesa del Destino
Juego(s) Todos los juegos de la saga, a excepción de Link's Awakening, Majora's Mask y Tri Force Heroes.
Raza Hyliana
Sexo Femenino
Familia The Adventure of Link:
Rey de Hyrule (padre)
Príncipe de Hyrule (hermano)
A Link to the Past:
Rey de Hyrule (padre)
Ocarina of Time:
Rey de Hyrule (padre)
The Wind Waker:
Daphnes Nohansen Hyrule (antecesor)
Madre
The Minish Cap:
Rey Daphness (padre)
Rey Gustaf (antecesor)
Spirit Tracks:
Tetra (tatara abuela)
Skyward Sword:
Gaépora (padre)
Quote1.png He tenido un sueño... En él, unos nubarrones oscuros se arremolinaban sobre Hyrule... Entonces, un haz de luz salía del bosque, atravesaba las nubes e iluminaba la tierra. La luz se transformaba en una figura que sostenía una piedra verde y brillante e iba seguida por un hada... Sabía que ese sueño era una profecía de que alguien del bosque vendría... Y pensé que quizá tú serías el que ha de venir... ¡Pero qué maleducada soy! ¡Me he puesto a hablar y hasta he olvidado presentarme! Soy Zelda, la princesa de Hyrule. Quote2.png
— Princesa Zelda

La Princesa Zelda (ゼルダ姫, Zeruda-hime ?, Hylian Z.gifHylian E.gifHylian L.gifHylian D.gifHylian A.gif en Hyliano), es el nombre epónimo que suelen recibir las princesas nacidas en el seno de la Familia Real de Hyrule en la saga de The Legend of Zelda. Con la excepción de juegos como Link's Awakening, Majora's Mask o Tri Force Heroes; la princesa Zelda cuenta con múltiples reencarnaciones a lo largo de la historia de la serie, siendo uno de los personajes centrales e insignia de la saga.

Cada reencarnación de la princesa cuenta con una edad diferente, sustentada por el papel que guarda en el título en el que aparece. Hemos podido verla tanto en una faceta de niña, rondando los diez o doce años, como por ejemplo en Ocarina of Time; así como una faceta más adulta, cercana a los veinte años de edad, tomando a Twlight Princess como prueba de ello. Sea cual sea su edad, siempre es retratada como una princesa hermosa, atribuida a la sabiduría y, ante todo, preocupada por el bienestar de su pueblo.

En el principio de la historia de la saga, la Zelda original, nació como una Hyliana, siendo es la reencarnación mortal de la Diosa Hylia. Siguiendo con el linaje de esta sangre divina, sus descendientes femeninas a menudo reciben el nombre de Zelda y siempre se las corona con el título de Princesa de Hyrule. Varias de las princesas descendientes de este linaje sanguíneo ya mencionado, son poseedoras de la Trifuerza de la Sabiduría, imbuida con la esencia de la diosa Nayru. La esencia de Nayru ofrece sabiduría divina a Zelda, lo que le permite discernir las decisiones más sabias, especialmente en situaciones relativas al buen porvenir de Hyrule. Las princesas Zelda también son las portadoras de la Fuerza Dorada, energía interior relacionada a la raza Minish. Este poder le concede capacidades místicas, como sanar a terceros, aunque puede que estas características también estén relacionadas a su sangre divina.

Etimología

Shigeru Miyamoto, creador de la saga, ha declarado que tomó el nombre de Zelda Sayre Fitzgerald, esposa del escritor F. Scott Fitzgerald. Cabe destacar que el nombre de Zelda deriva de "Griselda", un nombre de lengua alemana que fusiona las palabras gris ("gris") y batalla ("hild").

Características

Rasgos físicos

Zelda es retratada como una bella y elegante princesa, tanto en sus apariciones de niña como de adulta, de hecho, en los juegos es común verla en la posición de una elegante doncella. La única excepción la encontramos en Skyward Sword, título que transcurre antes de la fundación del reino de Hyrule, donde la vemos viviendo como una Hyliana común hasta que descubre ser reencarnación de Hylia. Su cabello por lo general suele ser rubio, aunque en algunos juegos, como Twilight Princess, el color detona en castaño, o incluso llega a ser pelirrojo como se puede ver en los iniciales The Legend of Zelda y The Adventure of Link. Sus ojos siempre vislumbran diferentes tonos de azul. Sus orejas son puntiagudas, como rasgo de miembro de la raza Hyliana, aunque el tamaño de las mismas varía de un juego a otro. Los vestidos de los que hace gala suelen compartir los colores rosa, blanco o azul, variando en la tonalidad del color. Otra de las características de su vestimenta es la habitual presencia del símbolo de la familia real de Hyrule. También suele lucir una tiara con una joya que dependiendo de la ocasión puede ser azul, rosa o roja; o guantes que llegan a cubrir hasta el codo. Asimismo, en ocasiones puntuales usa maquillaje, como en The Wind Waker o Spirit Tracks. Su peinado tiende a variar entre el pelo suelto o con trenzas. Por último, su calzado puede ir desde tacones como vemos en Twilight Princess]], hasta las botas que usa en Skyward Sword.

Personalidad

La princesa es descrita como una gobernante amable y sabia, a pesar de su joven edad, con un profundo amor hacia su pueblo. Es una persona bondadosa, grácil y sacrificada. En juegos como Twilight Princess muestra su lado más compasivo y altruista, pues sin dudarlo usa su propia energía vital para salvar la vida de Midna. Su atributo más destacado es la sabiduría, pues no en vano es la elegida por la Trifuerza de la Sabiduría. Como matriarca, suele tomar las decisiones más convenientes para su reino y su gente, por muy duro que sea. De nuevo en Twilight Princess, cuando Zant toma el castillo de Hyrule, le da a elegir entre una completa rendición o la muerte. Arrinconada, decide rendirse por el bien de su pueblo. Sabe asumir siempre su papel sin importar el costo y está dispuesta a ayudar a sus amigos sin titubear. Un ejemplo de ello es Skyward Sword, donde toma sus responsabilidades como reencarnación de la diosa Hylia y se sume en un profundo sueño para mantener el sello de El Durmiente. Por encima de todo, Zelda es conocida por ser una persona llena de bondad, perdonando incluso a los que han llegado a ir en su contra, como se ve en Spirit Tracks, donde le pide a Radiel que cuide de Táligo, a pesar de que fue él quien le robó su cuerpo.

Habilidades

Zelda muestra Trifuerza de la Sabiduría TP.png
A lo largo de la saga, la princesa Zelda ha dispuesto de varias cualidades mágicas y/o psíquicas, que van desde usar un arco que a invocado mágicamente, hecho visto en Twilight Princes; a la telepatía usada en el inicio de A Link to the Past para comunicarse con Link, o la precognición que demuestra en Ocarina of Time con sus sueños premonitorios.

Muchas de sus habilidades que le dan su condición de sabia o portadora de la Trifuerza de la Sabiduría quedan expuestas en el título de Ocarina of Time, siendo una de ellas los ya mencionados sueños premonitorios. Al final del juego, cuando ella y Link tratan de escapar de un castillo de Ganon condenado al colapso, para abrir puertas que bloquean el camino hacia la salida. Asimismo, cuando Link reduce a Ganon durante la batalla final, utiliza sus poderes para inmovilizarlo y permitirle a Link asestar el golpe de gracia. A continuación, como miembro y líder de los Siete Sabios, guía al grupo para sellar al Rey del Mal en el Reino Sagrado. Por último, utiliza sus poderes de sabia junto a la Ocarina del Tiempo para devolver a Link a su infancia.

En otros juegos como The Wind Waker, Twilight Princess y Spirit Tracks, Zelda hace gala de habilidades físicas, pues no todo se reduce a virtudes místicas. Durante The Wind Waker, en la batalla final del juego, utiliza el arco de Link para lanzar flechas de luz a Ganondorf, ayudando al héroe en su lucha. La volvemos a ver portando un arco y flechas de luz en Twilight Princess, donde usa sus poderes para invocar a los Espíritus de Luz, los cuales le conceden las flechas de luz. De este modo, Link y ella mantienen un duelo a caballo con el malvado Gerudo: mientras Link persigue a Ganondorf a la carrera de caballos, Zelda usa el arco y las flechas para aturdir al Rey del Mal y permitir a Link dañarle. Además, en una de las escenas de Twilight Princess podemos ver a la princesa portar una espada. Por último y de nuevo con el arco, en Spirit Tracks Zelda le da a Link su apoyo de arquera en el combate contra Mallard.

De nuevo en Spirit Tracks vemos una princesa Zelda que tiene la habilidad de poseer el cuerpo de un espectro, siempre que Link golpee a uno por la espalda con su espada, después de haber obtenido tres lágrimas de luz; o que le golpee con la Espada Trenebunda. En posesión de uno, la princesa puede ayudar al héroe a resolver varios puzles o superar algunos obstáculos que no podría rebasar por sí mismo. Además, debido a la armadura del espectro, Zelda puede proteger a Link de ataques enemigos o pelear por su cuenta, ayudando a Link a derrotar enemigos como los guerreros Zora o a Táligo.

Línea Temporal Unificada

The Legend of Zelda: Skyward Sword

Artwork Zelda y Pelícaro SS.png
En los eventos que acontecen Skyward Sword, Zelda es la hija de Gaépora y vive en la isla flotante de Altárea. Junto a su amigo de la infancia, Link, asiste a la Academia de Caballeros, de la cual su padre es el director. En el inicio del juego se celebra la edición del Torneo Celeste número 25, en la que Zelda ha sido escogida para interpretar el papel de la diosa. El ganador del torneo, tal y como ella deseaba, es Link, y juntos comparten la posterior ceremonia por la que Zelda le entrega al joven el manto de la diosa. Posteriormente, Zelda le pide a Link dar un paseo por las nubes, montando a sus pelícaros. En él, Zelda se ve arrastrada por un misterioso tornado que emerge de las nubes y la arrastra más allá de la barrera de nubes: las Tierras Inferiores. La culpa de tal hecho recae en Grahim, autoproclamado señor de los demonios, que busca capturar a Zelda para resucitar a su señor. Sin embargo, sus planes son frustrados por Impa, una misteriosa Sheikah que salva a Zelda. Con su ayuda, Zelda comienza a recorrer la superficie, visitando los distintos manantiales donde podrá despertar la memoria de la diosa dormida en su interior. Por su lado, Link comienza una aventura por la que viaja a la superficie en búsqueda de su amiga de la infancia. Su primer encuentro llega en el manantial del Templo Terrenal, en la región de Eldin. Aunque parece que por fin logran reunirse, Impa se interpone entre ambos, alegando que el joven Link no había sido capaz de proteger a Zelda y por lo tanto no merecía verla. Ambos vuelven a separarse, pues Zelda ha de seguir su misión.

Eventualmente, Link vuelve a alcanzar a Zelda en el Templo del Tiempo, pero su reunión vuelve a ser interrumpida, esta vez por la intervención de Grahim. Mientras Impa retiene el ataque de Grahim, Zelda se apresura y le concede a Link su lira, para acabar escapando junto a la Sheikah por un portal que ella misma destruye para que Grahim no las siga. Entonces, Link se ve obligado a buscar un segundo portal, que usará para viajar al pasado y reunirse de una vez por todas con Zelda. Es entonces cuando ella le revela que es la reencarnación mortal de la diosa Hylia y que, él, es su héroe elegido. Zelda se disculpa, pues como diosa, ella sabía que Link trataría de rescatarla por todos los medios, por lo que en cierto modo, le ha estado utilizando. Después de bendecir a la Espada Maestra, Zelda se sume en un letargo profundo para mantener el sello de El Heraldo de la Muerte, el malvado Rey Demonio que busca resurgir. Solo saldrá de su letargo cuando Link reúna la Trifuerza y con ella destruya al malvado. Mientras queda confinada en un cristal, Zelda le pide a Link, a quien acostumbra a despertar a diario, la despierte a ella por una vez.

Después de superar varios obstáculos, Link utiliza la Trifuerza y destruye a El Durmiente, la forma que había adoptado El Heraldo con el paso del tiempo. Zelda sale de su sueño eterno y cuando parece que todo a acabado, Grahim irrumpe en escena para secuestrar a Zelda y llevársela al pasado a través del portal, donde su señor todavía sigue vivo. A pesar del esfuerzo de Link para detener el ritual y salvar a Zelda, Grahim logra extraer parte del alma de la reencarnación de la diosa y resucitar a su amo: El Heraldo de la Muerte. En su vuelta, El Heraldo proclama que se hará con el control del mundo, pero antes, reta a Link a un duelo. El joven héroe logra vencerle con la Espada Maestra y sellar su oscuridad en ella. Con todo terminado, Link y Zelda regresan a su tiempo. Mirando el paisaje de la superficie, Zelda le dice a Link que quiere quedarse en esta desconocida tierra, velando por la Trifuerza. Cuando le pregunta a Link que hará, él le responde sonriendo, implicando que decide quedarse junto a ella.

The Legend of Zelda: The Minish Cap

Princesa Zelda Minish Cap.png
La entrega de The Minish Cap presenta a la primera Zelda que recibe el título de princesa, cronológicamente hablando. Hija del Rey Daphness, al inicio del título acude a visitar la casa de su amigo de la infancia, Link. Junto a él, acuden a la ciudadela de Hyrule donde se está llevando a cabo el Festival Minish, en honor a la leyenda del Héroe de los Hombres. Durante el festival se realiza un torneo, el cual ha ganado un tal Vaati. Zelda y Link acuden a la ceremonia del ganador, donde se le permite contemplar el sagrado cofre de la leyenda. Contra todo pronóstico, Vaati derrota a los guardias del castillo y rompe la espada que mantenía cerrado el sello, abriendo el cofre y liberando a las tinieblas ocultadas en su interior. Vaati buscaba la legendaria Fuerza Dorada en el interior del cofre, pero no encontró lo que buscaba. Zelda sale a su paso, provocando que el brujo la petrifique, convirtiéndola en piedra. Ante esta crisis, el rey pide a Link que vaya al bosque en busca de los Minish, los únicos capaces de reparar la espada quebrada que permitirá a la princesa volver a la normalidad.

Así, Link se embarca en una aventura acompañado de un gorro parlante llamado Ezero, por la que debe reunir cuatro elementos que usará para imbuir en la espada y acabar convirtiéndola en la Espada Cuádruple, un arma capaz de hacer frente al brujo y salvar a la princesa. Durante el viaje de Link, Vaati descubre que la Fuerza Dorada en realidad se encuentra en el interior de la princesa Zelda, pues es un poder hereditario entre las princesas del reino. Vaati pasa a controlar el castillo de Hyrule, transformándolo en una versión tenebrosa del mismo y se prepara para extraer la Fuerza Dorada del interior de Zelda. Link acude a su rescate y lucha contra Vaati, venciéndole y rescatando a Zelda. Es cuando se descubre que Ezero en realidad es un Minish y Vaati era su alumno. Vaati robó el Gorro Minish, una creación de su maestro capaz de conceder deseos a quien lo viste, usándolo para sembrar el caos. Ezero cede el gorro a Zelda, que con la Fuerza Dorada deshace los males provocados por Vaati y devuelve la paz al reino.

The Legend of Zelda: Four Swords

Zelda FS sprite.png
Durante el fugaz Four Swords, la princesa Zelda acude junto a Link, su amigo de la infancia, al Santuario de la Espada Cuádruple. La princesa tenía un mal presentimiento, pues temía que el sello que mantiene encerrado a Vaati en la Espada Cuádruple se estuviera debilitando. Desgraciadamente, estaba en lo cierto, por lo que Vaati consigue escapar. Para celebrar su vuelta, Vaati rapta a Zelda con la intención convertirla en su novia y se la lleva a su palacio en las nubes. Link se embarca en una aventura para rescatar a su amiga de la infancia. Armado con la Espada Cuádruple, se divide en cuatro héroes como decía la leyenda, que superan los distintos obstáculos de los niveles. Finalmente se plantan en el Palacio de Vaati, donde derrotan al brujo oscuro sellándolo de nuevo en la espada y, rescatan a Zelda.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time

Artwork Princesa Zelda OoT3D.png
En el contexto de Ocarina of Time, la princesa Zelda creció en el interior de los muros del castillo de Hyrule. Cuando su edad rondaba a los 10 años, Zelda empezó a preocuparse por uno de los vasallos de su padre, el rey de la tribu Gerudo: Ganondorf. Por medio de un sueño premonitorio, la princesa fue capaz de prever las intenciones de traición de Ganondorf a la familia real de Hyrule. Zelda decidió contárselo a su padre, pero el rey no le creyó. Solo su niñera y guardiana, Impa, la escuchó. Sin más remedio, Zelda continuó vigilando a Ganondorf, sin poder hacer nada. Fue entonces cuando un día, un niño que portaba una piedra del bosque conocida como la Esmeralda Kokiri, se presenta ante la princesa como Link. El niño procedente del bosque se había colado en el patio del castillo burlando a los guardias. Zelda inmediatamente lo identificó con su profecía. Convencida de ello, le revela al muchacho las verdaderas intenciones de Ganondorf: hacerse con la Trifuerza. Para evitarlo, le pide a Link que viaje en busca de las piedras espirituales, necesarias para llegar a acceder al Reino Sagrado, donde descansa la Trifuerza.

El joven Link se embarca en una aventura para lograr descrito propósito, mientras que Zelda aguarda en el castillo. Cuando Link cumple su misión y se dispone a volver al castillo, se encuentra con que el mismo ha sido atacado por Ganondorf. A su llegada a la ciudadela, observa como baja el puente levadizo para dar paso a Zelda e Impa, huyendo a lomos de un caballo blanco. Zelda divisa a Link y reacciona tirando un objeto al foso de la ciudadela. Para cuando la princesa y su niñera se pierden en el horizonte, aparece Ganondorf, quien después de un pequeño encuentro con Link, aturde al muchacho y sale en persecución de la princesa. Cuando Link recupera la consciencia, se zambulle en el foso para recoger lo que la princesa había lanzado: la Ocarina del Tiempo. Al tocarla, Link vive un flashback por el que la princesa le enseña la Canción del Tiempo. Link va al Templo del Tiempo y en su interior extrae la Espada Maestra, quedando sellado por siete años en el interior del Templo de la Luz.

Zelda adulta artwork 3d.png
En los siete años que Link pasa sellado, Zelda se dedica a aprender las artes de los Sheikah, la raza a la que pertenece su niñera Impa. La princesa, como elegida de las diosas, había recibido la Trifuerza de la Sabiduría, debido a que Ganondorf fragmentó la reliquia. En algún momento dado, Zelda adopta el aspecto de Sheik, su álter ego Sheikah, con la idea de ocultarse de Ganondorf y sus oscuras intenciones de obtener la pieza de la sabiduría. Cuando Link despierta como Héroe del Tiempo, se presenta ante él como Sheik. Durante la posterior misión de Link, le ayudará a despertar a los sabios, asistiéndole y enseñándole melodías mágicas.

En el momento en el que Link despierta a todos los sabios, vuelve a verse con Sheik en el Templo del Tiempo, donde revela su verdadera identidad como la princesa Zelda, líder de los sabios. Después de explicarle a Link el por qué de ocultarse bajo el rostro de Sheik, la princesa le concede las flechas de luz. Es entonces cuando su reunión se ve interrumpida por la risa de Ganondorf, que desde la lejanía confina a Zelda en un cristal y la secuestra, retando al Héroe del Tiempo a enfrentarle en su guarida: el castillo de Ganon. Link acude al rescate de la princesa y en lo alto de la guarida del Rey del Mal le vence, liberando a Zelda. Después de que la princesa se compadezca de la locura del rey Gerudo, el malvado utiliza su último aliento para derruir su castillo e intentar sepultar a Link y Zelda entre sus escombros. Sin embargo, gracias a las habilidades mágicas de la princesa y el arrojo del héroe, consiguen escapar. Cuando todo parece haber acabado, de entre los escombros surge el propio Ganondorf, que utiliza su Trifuerza del Poder para transformarse en una bestia conocida como Ganon. Link vuelve a vencerle y gracias a la asistencia de la princesa Zelda, le asesta un golpe final con la Espada Maestra. A continuación, Zelda dirige a los sabios, quienes sellan a Ganondorf en el interior del Reino Sagrado.

Con la derrota del malvado, llega el momento de la despedida entre Zelda y Link. En un espacio vacío, solo cubierto por un cielo azul y nubes, Zelda utiliza la Ocarina del Tiempo para devolver a Link a su época, a cuando era un niño. Este evento marca la creación de dos de las tres líneas temporales de la cronología: una primera en la que el Héroe del Tiempo nunca existió y Link vuelve a su infancia, reencontrándose con la joven princesa Zelda; y una segunda donde el Héroe del Tiempo es recordado, pero Link, como tal, ha desaparecido pues volvió a su niñez.

Apariciones no canónicas

Artículo principal: Princesa Zelda/Apariciones no canónicas

Debido a la gran cantidad de apariciones con las que cuenta la princesa Zelda en medios no canónicos, hemos separado el contenido en un anexo a este mismo artículo. Sigue el enlace para leer sobre las múltiples apariciones en medios como series animadas u otros juegos que no están presentes en la cronología de la saga de Zelda.

Álter ego

Sheik

Sheik Artwork 3d.png
Artículo principal: Sheik

Sheik es el álter ego Sheikah de la princesa Zelda en Ocarina of Time. Usando una especie de traje azul con el ojo Sheikah en el centro, con la voz apagada y la cara oculta, este personaje es esencialmente irreconocible y aparece relativamente como un personaje masculino. Es posible que Zelda haya utilizado sus poderes mágicos para alterar su apariencia. Sheik toca la lira y enseña a Link nuevas canciones que le ayudan durante su travesía. Cuando Link regresa al Templo del Tiempo casi al final del juego, Sheik se transforma en la princesa Zelda.

El debate que rodea a este álter ego está centrado en su género, en si realmente es un hombre o no. Cuando Link se encuentra con la princesa Ruto en el Templo del Agua, Ruto le dice que "un muchacho" llamado Sheik la rescató de debajo del hielo. Este es otro de los distintos detalles que llevan a una parte de los fans a sostener que Sheik realmente es un hombre. Por su fuera poco, el artwork oficial de la versión del juego para Nintendo 64, ligado a los gráficos del mismo, afianzaban las creencias de que Sheik es un hombre. Sin embargo, en la actualidad, es ampliamente aceptado e incluso confirmado por Nintendo que Sheik es una mujer. Las distintas apariciones de Sheik en juegos no canónicos como la saga Super Smash Bros., más el remake de Ocarina of Time para Nintendo 3DS, finalizaron de un plumazo con las teorías sobre su género. Curiosamente, sustentando el que Sheik sea mujer, en el propio juego de Ocaria of Time nos encontramos con una Piedra Sheikah cerca del castillo de Hyrule que cuenta: "Se dice que al contrario de su imagen sutil y elegante, la princesa Zelda del Castillo de Hyrule es, en realidad, ¡un marimacho!"

Tetra

Artículo principal: Tetra

Tetra es el álter ego de Zelda en The Wind Waker, una consumada marinera y capitana pirata. Huérfana a temprana edad, llega a adquirir un respeto sin igual entre la tripulación pirata debido a su capacidad de liderazgo y a su fuerte carácter ante las adversidades. Tetra puede ser muy impaciente, traviesa, grosera la mayoría de veces y manipuladora, aunque en el fondo posee un gran corazón.

Está armada con una catapulta (o al menos eso le asegura a Link), y es razonable asumir que sabe cómo usar las bombas que su tripulación pirata robó en cierta ocasión. Como uno de los miembros de la Familia Real, puede usar el amuleto pirata para comunicarse con su portador y mantener vigiladas sus acciones hasta cierto rango. Curiosamente, es mucho más morena de piel en su forma Tetra que cuando se convierte en la forma de la princesa Zelda. Al final del juego, vuelve a su identidad como Tetra y se embarca junto con Link en una aventura en búsqueda de la tierra que se convertirá en el futuro Hyrule. Este hecho conduce hasta los eventos presentados en Phantom Hourglass y Spirit Tracks.

Curiosidades

  • Link's Awakening y Tri Force Heroes son los únicos juegos donde Zelda está absolutamente ausente. En Link's Awakening solo es mencionada por su parecido con Marín, mientras que en Tri Force Heroes aparece su vestido. Majora's Mask, por su lado, tampoco cuenta con la presencia de la princesa, pero sí que aparece por medio de un flashback.
  • El reconocido actor Robin Williams le dio el nombre a su hija de Zelda, en honor a la princesa de la saga.
  • Hyrule Historia muestra un diseño inédito de A Link to the Past de cómo sería la princesa Zelda si estuviera bajo el efecto del Mundo Oscuro, dándole una apariencia similar a un zorro.
  • En Twilight Princess, Zelda viste con una capucha negra en cuya parte trasera puede verse el símbolo de la raza Sheikah.
  • En su versión de Spirit Tracks, Zelda tiene un particular miedo a los ratones, incluso cuando posee a un espectro.
  • La reencarnación de Zelda durante Skyward Sword es la única de toda la saga que no tiene una condición de princesa o nobleza.

Galería

Este artículo tiene una colección de imágenes para representar aún más su contenido. Como son un gran número de imágenes se han agrupado en una galería.

Ver galería Ver galería

Plantilla:NavTLoZ Plantilla:NavTAoL Plantilla:NavALttP Plantilla:NavOoT Plantilla:NavOoS Plantilla:NavOoA Plantilla:NavFS Plantilla:NavTWW Plantilla:NavFSA Plantilla:NavTMC Plantilla:NavTP Plantilla:NavST Plantilla:NavSS Plantilla:NavALBW