Diferencia entre revisiones de «Princesa Zelda»

De Wiki de Universo Zelda
Saltar a: navegación, buscar
(Curiosidades)
Línea 159: Línea 159:
  
 
==Curiosidades==
 
==Curiosidades==
* La princesa Zelda de ''Ocarina of Time'', en su álter ego de Sheik, toca la lira la misma lira que por la Zelda aparecida en''Skyward Sword.''
+
* ''[[Link's Awakening]]'' y ''[[Tri Force Heroes]]'' son los únicos juegos donde Zelda está absolutamente ausente. En ''Link's Awakening'' solo es mencionada por su parecido con Marín, mientras que en ''Tri Force Heroes'' aparece su vestido. ''[[Majora's Mask]]'', por su lado, tampoco cuenta con la presencia de la princesa, pero sí que aparece por medio de un flashback.
* ''Skyward Sword'' es el único juego donde Zelda no recibe el título princesa, ni pertenece a la realeza.
+
* El reconocido actor [[wikipedia:es:Robin Williams|Robin Williams]] le dio el nombre a su hija de Zelda, en honor a la princesa de la saga.
* Los álter egos de Zelda tienen un aspecto muy varonil o características parecidas. [[Sheik]], por una parte, se presenta a si misma como hombre, mientras que [[Tetra]] no es muy femenina, sino más bien se asemeja mucho más a un chico por su actitud y aspecto.
+
* ''[[Hyrule Historia]]'' muestra un diseño inédito de ''A Link to the Past'' de cómo sería la princesa Zelda si estuviera bajo el efecto del Mundo Oscuro, dándole una apariencia similar a un zorro.
* En la mayoría de los juegos de la saga, la relación entre Zelda y Link parece ser muy afectuosa, casi amorosa, siendo que en ciertos juegos su relación es ciertamente romántica.
+
* En ''Twilight Princess'', Zelda viste con una capucha negra en cuya parte trasera puede verse el símbolo de la raza Sheikah.
* En la parte de atrás de la capa que lleva Zelda en ''Twilight Princess'', se puede apreciar el símbolo de los Sheikah.
+
* En su versión de ''Spirit Tracks'', Zelda tiene un particular miedo a los ratones, incluso cuando posee a un [[espectro]].
* La Zelda del ''Spirit Tracks'' le tiene miedo a los ratones aún siendo fantasma o usando la armadura de un [[espectro]].
+
* La reencarnación de Zelda durante ''Skyward Sword'' es la única de toda la saga que no tiene una condición de princesa o nobleza.
* El actor [http://es.wikipedia.org/wiki/Robin_Williams Robin Williams] llamó a su hija Zelda en honor a la princesa Zelda.
+
* Los únicos juegos de carácter canónico en donde no aparece la princesa Zelda en persona son: ''Link's Awakening'', ''Majora's Mask'' y ''Tri Force Heroes''.
+
  
 
==Galería==
 
==Galería==

Revisión del 20:46 16 jun 2016

Zelda
TPHD Zelda Artwork.png
Artwork de Zelda en The Legend of Zelda: Twilight Princess HD.
Título(s) Princesa de Hyrule
Princesa del Destino
Juego(s) Todos los juegos de la saga, a excepción de Link's Awakening, Majora's Mask y Tri Force Heroes.
Raza Hyliana
Sexo Femenino
Familia The Adventure of Link:
Rey de Hyrule (padre)
Príncipe de Hyrule (hermano)
A Link to the Past:
Rey de Hyrule (padre)
Ocarina of Time:
Rey de Hyrule (padre)
The Wind Waker:
Daphnes Nohansen Hyrule (antecesor)
Madre
The Minish Cap:
Rey Daphness (padre)
Rey Gustaf (antecesor)
Spirit Tracks:
Tetra (tatara abuela)
Skyward Sword:
Gaépora (padre)
Quote1.png He tenido un sueño... En él, unos nubarrones oscuros se arremolinaban sobre Hyrule... Entonces, un haz de luz salía del bosque, atravesaba las nubes e iluminaba la tierra. La luz se transformaba en una figura que sostenía una piedra verde y brillante e iba seguida por un hada... Sabía que ese sueño era una profecía de que alguien del bosque vendría... Y pensé que quizá tú serías el que ha de venir... ¡Pero qué maleducada soy! ¡Me he puesto a hablar y hasta he olvidado presentarme! Soy Zelda, la princesa de Hyrule. Quote2.png
— Princesa Zelda

La Princesa Zelda (ゼルダ姫, Zeruda-hime ?, Hylian Z.gifHylian E.gifHylian L.gifHylian D.gifHylian A.gif en Hyliano), es el nombre epónimo que suelen recibir las princesas nacidas en el seno de la Familia Real de Hyrule en la saga de The Legend of Zelda. Con la excepción de juegos como Link's Awakening, Majora's Mask o Tri Force Heroes; la princesa Zelda cuenta con múltiples reencarnaciones a lo largo de la historia de la serie, siendo uno de los personajes centrales e insignia de la saga.

Cada reencarnación de la princesa cuenta con una edad diferente, sustentada por el papel que guarda en el título en el que aparece. Hemos podido verla tanto en una faceta de niña, rondando los diez o doce años, como por ejemplo en Ocarina of Time; así como una faceta más adulta, cercana a los veinte años de edad, tomando a Twlight Princess como prueba de ello. Sea cual sea su edad, siempre es retratada como una princesa hermosa, atribuida a la sabiduría y, ante todo, preocupada por el bienestar de su pueblo.

En el principio de la historia de la saga, la Zelda original, nació como una Hyliana, siendo es la reencarnación mortal de la Diosa Hylia. Siguiendo con el linaje de esta sangre divina, sus descendientes femeninas a menudo reciben el nombre de Zelda y siempre se las corona con el título de Princesa de Hyrule. Varias de las princesas descendientes de este linaje sanguíneo ya mencionado, son poseedoras de la Trifuerza de la Sabiduría, imbuida con la esencia de la diosa Nayru. La esencia de Nayru ofrece sabiduría divina a Zelda, lo que le permite discernir las decisiones más sabias, especialmente en situaciones relativas al buen porvenir de Hyrule. Las princesas Zelda también son las portadoras de la Fuerza Dorada, energía interior relacionada a la raza Minish. Este poder le concede capacidades místicas, como sanar a terceros, aunque puede que estas características también estén relacionadas a su sangre divina.

Etimología

Shigeru Miyamoto, creador de la saga, ha declarado que tomó el nombre de Zelda Sayre Fitzgerald, esposa del escritor F. Scott Fitzgerald. Cabe destacar que el nombre de Zelda deriva de "Griselda", un nombre de lengua alemana que fusiona las palabras gris ("gris") y batalla ("hild").

Características

Rasgos físicos

Zelda es retratada como una bella y elegante princesa, tanto en sus apariciones de niña como de adulta, de hecho, en los juegos es común verla en la posición de una elegante doncella. La única excepción la encontramos en Skyward Sword, título que transcurre antes de la fundación del reino de Hyrule, donde la vemos viviendo como una Hyliana común hasta que descubre ser reencarnación de Hylia. Su cabello por lo general suele ser rubio, aunque en algunos juegos, como Twilight Princess, el color detona en castaño, o incluso llega a ser pelirrojo como se puede ver en los iniciales The Legend of Zelda y The Adventure of Link. Sus ojos siempre vislumbran diferentes tonos de azul. Sus orejas son puntiagudas, como rasgo de miembro de la raza Hyliana, aunque el tamaño de las mismas varía de un juego a otro. Los vestidos de los que hace gala suelen compartir los colores rosa, blanco o azul, variando en la tonalidad del color. Otra de las características de su vestimenta es la habitual presencia del símbolo de la familia real de Hyrule. También suele lucir una tiara con una joya que dependiendo de la ocasión puede ser azul, rosa o roja; o guantes que llegan a cubrir hasta el codo. Asimismo, en ocasiones puntuales usa maquillaje, como en The Wind Waker o Spirit Tracks. Su peinado tiende a variar entre el pelo suelto o con trenzas. Por último, su calzado puede ir desde tacones como vemos en Twilight Princess]], hasta las botas que usa en Skyward Sword.

Personalidad

La princesa es descrita como una gobernante amable y sabia, a pesar de su joven edad, con un profundo amor hacia su pueblo. Es una persona bondadosa, grácil y sacrificada. En juegos como Twilight Princess muestra su lado más compasivo y altruista, pues sin dudarlo usa su propia energía vital para salvar la vida de Midna. Su atributo más destacado es la sabiduría, pues no en vano es la elegida por la Trifuerza de la Sabiduría. Como matriarca, suele tomar las decisiones más convenientes para su reino y su gente, por muy duro que sea. De nuevo en Twilight Princess, cuando Zant toma el castillo de Hyrule, le da a elegir entre una completa rendición o la muerte. Arrinconada, decide rendirse por el bien de su pueblo. Sabe asumir siempre su papel sin importar el costo y está dispuesta a ayudar a sus amigos sin titubear. Un ejemplo de ello es Skyward Sword, donde toma sus responsabilidades como reencarnación de la diosa Hylia y se sume en un profundo sueño para mantener el sello de El Durmiente. Por encima de todo, Zelda es conocida por ser una persona llena de bondad, perdonando incluso a los que han llegado a ir en su contra, como se ve en Spirit Tracks, donde le pide a Radiel que cuide de Táligo, a pesar de que fue él quien le robó su cuerpo.

Habilidades

Zelda muestra Trifuerza de la Sabiduría TP.png
A lo largo de la saga, la princesa Zelda ha dispuesto de varias cualidades mágicas y/o psíquicas, que van desde usar un arco que a invocado mágicamente, hecho visto en Twilight Princes; a la telepatía usada en el inicio de A Link to the Past para comunicarse con Link, o la precognición que demuestra en Ocarina of Time con sus sueños premonitorios.

Muchas de sus habilidades que le dan su condición de sabia o portadora de la Trifuerza de la Sabiduría quedan expuestas en el título de Ocarina of Time, siendo una de ellas los ya mencionados sueños premonitorios. Al final del juego, cuando ella y Link tratan de escapar de un castillo de Ganon condenado al colapso, para abrir puertas que bloquean el camino hacia la salida. Asimismo, cuando Link reduce a Ganon durante la batalla final, utiliza sus poderes para inmovilizarlo y permitirle a Link asestar el golpe de gracia. A continuación, como miembro y líder de los Siete Sabios, guía al grupo para sellar al Rey del Mal en el Reino Sagrado. Por último, utiliza sus poderes de sabia junto a la Ocarina del Tiempo para devolver a Link a su infancia.

En otros juegos como The Wind Waker, Twilight Princess y Spirit Tracks, Zelda hace gala de habilidades físicas, pues no todo se reduce a virtudes místicas. Durante The Wind Waker, en la batalla final del juego, utiliza el arco de Link para lanzar flechas de luz a Ganondorf, ayudando al héroe en su lucha. La volvemos a ver portando un arco y flechas de luz en Twilight Princess, donde usa sus poderes para invocar a los Espíritus de Luz, los cuales le conceden las flechas de luz. De este modo, Link y ella mantienen un duelo a caballo con el malvado Gerudo: mientras Link persigue a Ganondorf a la carrera de caballos, Zelda usa el arco y las flechas para aturdir al Rey del Mal y permitir a Link dañarle. Además, en una de las escenas de Twilight Princess podemos ver a la princesa portar una espada. Por último y de nuevo con el arco, en Spirit Tracks Zelda le da a Link su apoyo de arquera en el combate contra Mallard.

De nuevo en Spirit Tracks vemos una princesa Zelda que tiene la habilidad de poseer el cuerpo de un espectro, siempre que Link golpee a uno por la espalda con su espada, después de haber obtenido tres lágrimas de luz; o que le golpee con la Espada Trenebunda. En posesión de uno, la princesa puede ayudar al héroe a resolver varios puzles o superar algunos obstáculos que no podría rebasar por sí mismo. Además, debido a la armadura del espectro, Zelda puede proteger a Link de ataques enemigos o pelear por su cuenta, ayudando a Link a derrotar enemigos como los guerreros Zora o a Táligo.

Apariciones

Artwork Princesa Zelda TLoZ.png

The Legend of Zelda

En la primera entrega de la saga, The Legend of Zelda, la princesa Zelda es la portadora de la Trifuerza de la Sabiduría. Antes del inicio de la aventura, Ganon secuestra a Zelda, encarcelándola en su guarida en la Montaña de la Muerte. Prevista de que algo así sucedería, antes de ser secuestrada, la princesa toma la decisión de dividir la Trifuerza de la Sabiduría en su poder en ocho fragmentos, los cuales dispersó por todo Hyrule para ocultarlos de Ganon. Por último, le ordena a Impa, su protectora, que huya y en su viaje encuentre a un héroe que se preste a la causa, capaz de reunir los distintos fragmentos y derrotar a Ganon. De esta forma, Impa da con Link, quien decide encargarse de tan ardua tarea. Durante el transcurso del juego no llegamos a ver en acción a la princesa Zelda. Solo cuando al final del mismo, Link derrota Ganon, aparece. Junto a Link, quien no solo ha reunido el triángulo de la sabiduría, también el del poder al destruir a Ganon; portan los dos fragmentos de la Trifuerza.

Zelda II: The Adventure of Link

Artwork Maldición a Zelda TAoL.jpg
Esta entrega cuenta con la peculiaridad de que la historia de la princesa Zelda es una alegoría al cuento de la Bella Durmiente. En The Adventure of Link, Zelda no es la misma Zelda que en el juego anterior, como sucede con Link, sino su antecesora. Hace mucho tiempo, el poder de la Trifuerza le perteneció a un solo hombre, el gran Rey de Hyrule. Sin embargo, cuando el final de su larga vida se acercaba, y a sabiendas de que ninguna de las personas a su alrededor era digna del poder sagrado, dividió la Trifuerza y ocultó la parte denominada como la Trifuerza del Valor. El rey ni siquiera llegó a confiar en su legítimo hijo.

Antes de su muerte, el rey le confesó el hecho recién descrito a su hija: la princesa Zelda. Así, la princesa guardó la información en secreto. Fue entonces cuando su hermano, ciego de poder, empezó a acosarla para que le revelara el secreto. Como Zelda se negaba, el príncipe acabó contratando a un misterioso mago, quien empezó a amenazar a la joven princesa. Como Zelda seguía negándose, el mago, lleno de ira, le lanzó un hechizo muy poderoso que la sumió en un profundo sueño. Tal fue el esfuerzo del mago al conjurar el hechizo que acabó muriendo inevitablemente. Sin una manera de romper el encantamiento, el príncipe, devastado, llevó a su hermana a la torre más alta del Castillo del Norte, lugar que eligió para su eterno sueño. Más tarde, el príncipe decretó que cada una de las mujeres nacidas en la Familia Real deberían de ser llamadas Zelda, en memoria de aquella tragedia.

Artwork ZII TAOL.png
Ya en los eventos que acontecen los hechos de The Adventure of Link, un joven Link, tras haber salvado Hyrule y derrotado a Ganon, se dedica a ayudar a reconstruir el reino. Cuando se acerca su decimosexto cumpleaños, en la mano del joven aparece la marca de la Trifuerza. Impa, al ver dicha marca, reconoce a Link como el héroe elegido capaz de romper la maldición de la princesa durmiente. De este modo, la anciana conduce a Link al Castillo del Norte, donde le muestra a la princesa Zelda sumida en su eterno letargo. Para poder romper el hechizo, el joven héroe debe de depositar seis cristales en los distintos palacios de Hyrule, superando los peligros dentro de ellos. Al conseguirlo, podrá acceder al Gran Palacio, donde según cuenta la leyenda, descansa la Trifuerza del Valor que un día el sabio rey ocultó. Link logra cumplir todos sus objetivos, recupera el fragmento y con la Trifuerza completa, rompe el hechizo sobre la princesa, despertándola de su fatal destino.

The Legend of Zelda: A Link to the Past

Princesa Zelda (TLOZ ALTTP).png
Antes de los sucesos del clásico A Link to the Past, se llevaron a cabo los eventos de la Guerra Carcelaria. En dicha contienda, los Siete Sabios sellaron a Ganon en el Reino Sagrado, el cual había tomado la forma del Mundo Oscuro. Con este hecho, el reino de Hyrule fue salvado, pero con el transcurso del tiempo, una serie de desgracias comenzaron a azotar al país. Fue entonces cuando apareció un mago, llamado Agahnim, que con su magia puso fin a los desastres. De este modo se ganó la confianza del rey y fue nombrado consejero real. Una vez logró ser cercano al poder del reino, aprovechó para hacerse con el control del mismo. Así, secuestró a cada una de las Siete Doncellas, descendientes de los sabios anteriormente mencionados. Una a una, Agahnim manda a las doncellas al Mundo Oscuro, con la intención de romper el sello que mantiene preso a Ganon. Finalmente, solo resta una de las doncellas, la princesa Zelda.

Al principio del juego, Zelda es encerrada en un calabozo del Castillo de Hyrule. Desesperada, la princesa se comunica telepáticamente con Link, pidiéndole auxilio. Sin embargo, quien acude a su rescate en primer lugar es el tío de Link. Su sobrino, al que le había ordenado que se quedara en cama, desobedece y le sigue. Link entra al castillo para encontrar a su tío abatido, al borde la muerte. Antes de perecer, su tío le pide que rescate a la princesa y le brinda para ello su espada y escudo. Así, el valiente joven se abre camino a lo largo del castillo y llega a los calabozos, donde rescata a Zelda. Junto a ello, huyen del castillo por medio de un pasaje secreto en la sala del trono, el cual conduce a un santuario al norte del castillo. Allí, Link deja a la princesa al cuidado de un sacerdote, pues debe de partir para encontrar a Sahasrahla.

Link vive varias aventuras y consigue reclamar la Espada Maestra, pero es entonces cuando descubre que el santuario ha sido asaltado por los esbirros de Agahnim y han secuestrado a Zelda. El héroe se apresura e irrumpe en el Castillo de Hyrule para salvarla nuevamente, pero llega tarde, solo para ver como Agahnim la envía al Mundo Oscuro. Como consecuencia, Link se aventurará en la versión retorcida del Reino Sagrado para rescatar a las doncellas. No se volverá a ver a la princesa Zelda hasta que sea rescatada en la Roca de la Tortuga. Cuando Link la haya salvado, las otras seis doncellas abrirán la entrada a la Torre de Ganon, la mazmorra final. Zelda es vista por última vez en los créditos del juego, al lado de su padre, el rey, revivido gracias al poder de la Trifuerza.

The Legend of Zelda: Link's Awakening

La princesa Zelda no aparece físicamente ni mucho menos en el título de Link's Awakening. Sin embargo, es mencionada. Aturdido debido a su naufragio en la Isla Koholint, Link despierta en la casa de Marín y Tarín. Al ver a Marín, Link la confunde con Zelda por su gran parecido.

The Legend of Zelda: Ocarina of Time

Artwork Princesa Zelda OoT3D.png
La aventura para Nintendo 64, Ocaria of Time, nos brinda una de las princesas Zelda con más trasfondo y rica en personalidad. Zelda es la hija del Rey de Hyrule, heredera del trono de la Familia Real. Con una edad aproximada a los diez o dice años, reside en el Castillo de Hyrule. Aunque tan solo es una niña, sus poderes psíquicos tienen una fuerte manifestación. Por medio de un sueño, Zelda ve como unos nubarrones oscuros se ciernen sobre Hyrule, pero estos son despejados por un haz de luz proveniente del bosque, que se convierte en una figura que porta una joya del bosque y es acompañada por un hada. Es un sueño de suma importancia simbólica, por lo que la princesa lo toma como una profecía. Preocupada por ello, no duda en contárselo a su niñera Impa o a su padre. No obstante, su padre no cree en que tal visión sea una premonición.

Así, Zelda pasa unos pocos días preocupada por el mal que presiente avecinarse. Es entonces cuando, en el día de una audiencia real de su padre con el Rey de las Gerudo, Zelda es sorprendida en el patio del castillo por un joven de ropajes verdes. El chico, llamado Link, se las había arreglado para sortear a la guardia del castillo. Zelda reconoce a Link como el chico de su profecía, pues proviene del bosque, porta la Esmeralda Kokiri y es acompañado por el hada Navi. La princesa le cuenta su premonición, así como sus sospechas de que, mientras Link es el haz de luz, los nubarrones están personificados en Ganondorf, el Rey de las Gerudo. Zelda cree que este hombre, a pesar de jurar lealtad a su padre, realmente está conspirando contra él y el reino. Para frustrar los malvados planes del Gerudo, Zelda le pide a Link que visite a los pueblos Goron y Zora, para así obtener las otras dos piedras espirituales restantes: el Rubí Goron y el Zafiro Zora.

Siguiendo las indicaciones de Impa, Link hace lo establecido. Ayuda a las razas mencionadas y, como muestra de agradecimiento, recibe las piedras espirituales. Con las tres en su poder, vuelve al castillo para reencontrarse con Zelda, sin embargo, cuando se acerca a la puerta levadiza de la ciudadela, tiene lugar un giro de los acontecimientos. La puerta levadiza se abre de golpe, y por ella aparece Zelda e Impa, a lomos de un caballo blanco, huyendo de alguien. Zelda, que ve a Link, reacciona lanzando la Ocarina del Tiempo al foso que protege a la ciudad. Acto seguido, aparece Ganondorf, a lomos de su caballo negro. El Gerudo había atacado el Castillo de Hyrule, pero su plan no resultaría con éxito sin la princesa Zelda. Después de dejar fuera de combate a Link, Ganondorf se lanza al galope en una búsqueda en vano de la princesa y su niñera. Cuando Link recupera el conocimiento, recoge la ocarina, momento en el que Zelda aparece ante él en una visión y le enseña la Canción del Tiempo, la última clave para acceder al Reino Sagrado.

Zelda adulta artwork 3d.png
Link al obtener la Espada Maestra, queda sellado por siete años en el interior del Reino Sagrado. Al despertar como el Héroe del Tiempo, ante él aparece un misterioso joven llamado Sheik, quien dice ser uno de los sobrevivientes de la tribu Sheikah. Link tiene la misión de rescatar a cinco de los siete sabios, misión en la que recibe la ayuda de Sheik, quien le enseña canciones especiales que le servirán para teletransportarse a puntos específicos cercanos a los templos donde aguardan los sabios. Tras liberar al último de los sabios, Link va al Templo del Tiempo donde le está esperando Sheik. Es aquí cuando el joven Sheikah sorprende a Link revelando su verdadera identidad como Zelda, portadora de la Trifuerza de la Sabiduría y la séptima sabia, líder de ellos. La princesa se había disfrazado para ocultarse de Ganondorf. Tanto ella como Link son portadores de la Trifuerza, por lo que deben unir fuerzas contra el tercer portador, Ganondorf. Por último, le concede a su héroe las Flechas de la Luz.

La reunión es interrumpida por la intervención de Ganondorf, que desde la lejanía encarcela a Zelda cristal y la secuestra, llevándosela al Castillo de Ganon. De este modo, el Rey del Mal reta a Link a encontrarse con él en la cima de su guarida. El Héroe del Tiempo acepta el reto y alcanza la cima de la fortaleza. En ella, bajo la mirada de la princesa Zelda, se enfrenta a Ganondorf, duelo del que resulta victorioso. Zelda queda libre y, observando el cuerpo derrotado del Gerudo, se compadece de su locura por el poder. Pero, para su sorpresa, el Rey del Mal usa sus últimas fuerzas para derruir el castillo, en un intento de sepultar a la princesa y al héroe junto a él. Link y Zelda se apresuran, abandonando el castillo a tiempo. Cuando el castillo colapsa, todo para haber llegado su fin, pero mala hierba nunca muere. Ganondorf resurge entre los escombros de su guarida y, usando la Trifuerza del Poder, se transforma en Ganon. Link se bate con él en un último duelo, por el que vence. Cuando el malvado que expuesto, Zelda usa sus poderes para inmovilizarlo, permitiendo a Link asestar el golpe final. Así, Zelda invoca a los sabios, quienes junto a ella sellan a Ganondorf en el Reino Sagrado. En el último compás de la aventura, en un mundo vacío y cubierto por un cielo azul, Zelda usa la Ocarina del Tiempo para mandar a Link de regreso a su tiempo, permitiéndole recuperar los siete años perdidos.

The Legend of Zelda: Majora's Mask

Majora's Mask es otro de los pocos juegos en los que la princesa Zelda no tiene acto de presencia. Sin embargo, Zelda tiene su pequeño momento en la aventura cuando Link, al recuperar la Ocarina del Tiempo que había caído en las manos de Skull Kid, tiene un flashback por el recuerda el momento en el que la princesa le dio la ocarina y le enseñó la Canción del Tiempo. Adicionalmente, en este recuerdo, se da a entender que entre los sucesos de Ocarina of Time y Majora's Mask, ambos compartieron un tiempo juntos en el que se volvieron cercanos. Una vez finalizado el flashback, Zelda no vuelve a ser presentada o mencionada en todo el resto del juego.

The Legend of Zelda: Oracle of Seasons y Oracle of Ages

Artwork princesa Zelda OFA OFS.png
En las aventuras paralelas de Oracle of Seasons y Oracle of Ages, en un primer escenario, la princesa Zelda no tiene relevancia alguna. Solo es mencionada por Impa, quien indica a Link que ha sido enviada por la princesa para proteger a Din, el Oráculo de las Estaciones, o a Nayru, el Oráculo del Tiempo; dependiendo del juego en el que nos encontremos.

Solo por medio del juego vinculado podemos ver a la princesa Zelda en persona dentro de la historia. La Trifuerza la ha teletransportado a la tierra de Holodrum o Labrynna, dependiendo una vez más del juego; para advertir a sus habitantes de que se avecina una catástrofe. A pesar de sus buenas intenciones, es secuestrada por Vire, en Oracle of Seasons, o por el Gran Moblin en Oracle of Ages. Link acude a su rescate y derrota al monstruo que la mantiene presa, según el juego, una vez más. En el final de la historia, Zelda vuelve a ser secuestrada, pero esta vez a manos de las hermanas Birova. La viejas hechiceras habían estado tras las catástrofes y las acciones provocadas por Onox y Veran a lo largo de la aventura de Oracle of Seasons y Oracle of Ages, respectivamente. Todo ello con la intención de encender tres llamas necesarias para iniciar un ritual por el que resucitar a Ganon. El secuestro de Zelda y un posterior sacrificio de la misma, completaría el plan de las brujas. Sin embargo, Link acude una vez más al rescate y vence a Koume y Kotake. Ellas, moribundas, se sacrifican a sí mismas, logrando completar el ritual y resucitando a Ganon. No obstante, Ganon es resucitado de forma incompleta, siendo una bestia sin la capacidad de razonar. Link lo derrota y rescata a Zelda. Ella, como agradecimiento, le concede un beso en la mejilla.

The Legend of Zelda: Four Swords

Zelda Four Swords.png
Durante el fugaz Four Swords, la princesa Zelda acude junto a Link, su amigo de la infancia, al Santuario de la Espada Cuádruple. La princesa tenía un mal presentimiento, pues temía que el sello que mantiene encerrado a Vaati en la Espada Cuádruple se estuviera debilitando. Desgraciadamente, estaba en lo cierto, por lo que Vaati consigue escapar. Para celebrar su vuelta, Vaati rapta a Zelda con la intención convertirla en su novia y se la lleva a su palacio en las nubes. Link se embarca en una aventura para rescatar a su amiga de la infancia. Armado con la Espada Cuádruple, se divide en cuatro héroes, que superan los distintos obstáculos de los niveles. Finalmente se plantan en el Palacio de Vaati, donde derrotan al brujo oscuro sellándolo de nuevo en la espada y, rescatan a Zelda.

The Legend of Zelda: The Wind Waker

Quote1.png ¡...! ¡Está resonando mi Trifuerza del Poder! ¡Ajá! Al fin te encuentro... ¡Princesa Zelda! Quote2.png
Ganondorf
Princesa Zelda Wind Waker.png
Al comienzo de The Wind Waker, Link salva a una joven pirata llamada Tetra que cayó en el bosque de la Isla Initia, de las garras de un pájaro llamado Kranos. Después de que Kranos secuestre por confusión a la hermana de Link, Abril, Tetra y sus piratas llevan a Link a la Isla del Diablo para rescatarla. Antes de adentrarse en la peligrosa isla, Tetra le da a Link un amuleto el cual le pertenece por herencia. Gracias a este objeto, Tetra puede comunicarse con Link en la distancia, aunque hay un límite en cuán lejos se puede estar para usarlo. El intento de rescate resulta fallido, y Link y los piratas se separan.

Tetra y sus piratas vuelven a coindicir con Link en Isla Taura. Los piratas están interesados en acceder a una cueva marina en Isla Initia, pues, al parecer, oculta tesoros. Para entrar en ella se necesitan explosivos, por lo que los piratas se hacen con la tienda de bombas de la isla. Link, con la ayuda de Nico, el pirata de más bajo rango en el barco; toma algunas de las bombas. Tetra, que es muy lista, pilla a Link con las manos en la masa, aunque no lo hace físicamente, pues usa el amuleto para hablarle. Al descubrir que Link tiene el mismo objetivo que ella, decide brindarle cierta ventaja. Por ello, Link se adelanta a la cueva donde conoce a Yabú, quien le concede el Orbe de Nayru.

Al conseguir la Espada Maestra, Link vuelve a asaltar la Isla del Diablo. En esta ocasión vuelve a abrirse paso y logra dar con su hermana Abril. Es entonces cuando aparecen de nuevo Tetra y sus piratas, quienes se llevan a Abril ante el inminente enfrentamiento de Link con el pájaro Kranos. Mientras los piratas y Tetra vuelven al barco con su hermana, Link da muerte al gigantesco pájaro y acto seguido decide hacer frente al señor de la isla: Ganondorf. Sin embargo, Link no es rival para Ganondorf, pues la Espada Maestra ha perdido su poder de repeler el mal. Cuando todo parece estar perdido, Tetra irrumpe en escena en un intento de salvar a Link, pero no es rival para Ganondorf. Cuando el Rey del Mal toma a Tetra por el cuello y se dispone a hacerle daño, la Trifuerza en su mano derecha resuena. Sorprendido, no tarda en exclamar, satisfecho, que por fin ha encontrado la princesa Zelda. Sin embargo, su regocijo se ve interrumpido por Odli y Komali, dos Ornis amigos de Link que le salvan a él y Tetra. Por último, la deidad de los Orni, Valú, envuelve en llamas la guarida de Ganondorf.

Mascarón Rojo, quién había acompañado a Link al separarse por primera vez de los piratas, sabía que Ganondorf no perecería por tan poca cosa. Decidido, el barco parlante conduce a Link y Tetra al antiguo Hyrule sepultado bajo el Gran Mar. Allí revela su verdadera identidad como el Rey de Hyrule, Daphnes Nohansen Hyrule, quién une su parte de la Trifuerza de la Sabiduría con la de Tetra, revelando la verdadera identidad de la joven: la princesa Zelda. Tras esto, Link se embarca en una aventura para recuperar el poder de la Espada Maestra, así como la Trifuerza del Valor que un día perteneció al Héroe del Tiempo. Mientras tanto, Zelda aguarda su regreso, escondida en el sótano del olvidado Castillo de Hyrule. El Héroe de los Vientos cumple su misión, pero para cuando vuelve para encontrarse con Zelda, encuentra que ésta ha sido secuestrada por Ganondorf. El Rey del Mal se lleva a la princesa a su guarida, la Torre de Ganon, e invita a Link a enfrentarse a él. Link acepta el reto, supera los obstáculos de la guarida y se enfrenta con Ganondorf. En la cima de la torre, Ganondorf noquea a Link en un primer acto y reúne los tres fragmentos de la Trifuerza, tomando el de la sabiduría de una inconsciente Zelda. El Rey de las Gerudo intenta pedir a la reliquia sagrada el resurgir de Hyrule, pero Daphnes Nohansen Hyrule se le adelante y pide la destrucción del reino, así como un futuro para Link y Zelda. Cegado por la frustración, Ganondorf trata de asesinar a los jóvenes, pero Link, asistido por Zelda quien porta el arco y las flechas de luz, logra derrotarle clavando la Espada Maestra en su frente. Finalmente, Link y Zelda se despiden del rey de Hyrule, quien decide correr la misma suerte que su olvidado reino. Así, vuelven al Gran Mar, en busca de una nueva tierra a la que llamarán Hyrule.

The Legend of Zelda: Four Swords Adventures

Princesa Zelda FSA.png
Al igual que sucedía en el anterior Four Swords, en el inicio de Four Swords Adventures, la princesa Zelda visita el Santuario de la Espada Cuádruple por miedo a que el sello que mantiene encerrado a Vaati se esté debilitando. Acompañada del resto de las Siete Doncellas y su amigo de la infancia, Link, llegan al santuario para verificar el sello de la Espada Cuádruple. Aunque, en esta ocasión, el mal presentimiento de la princesa no no tomaría forma en Vaati, sino en Link oscuro, que aparece sin previo aviso y ataca tanto a las doncellas como al verdadero Link. Link oscuro esparce a las doncellas y a Zelda por todo Hyrule, por lo que Link se ve forzado a tomar la Espada Cuádruple, a sabiendas de que liberará a Vaati.

El héroe se divide en cuatro, tal y como relataba la leyenda, embarcándose en una aventura a lo largo de Hyrule para rescatar a las doncellas y Zelda, así como dar caza a su copia oscura o al brujo que volvía a campar a sus anchas por Hyrule. La princesa Zelda no vuelve a aparecer hasta el final de la aventura, donde ayuda a los cuatro Link a encerrar a Link Oscuro en el espejo oscuro. También ayuda a derrotar a Vaati. Una vez que el brujo yace muerto, su guarida, la Torre de los Vientos, colapsa, obligando a la princesa y a Link a huir para no morir aplastados. Al conseguir escapar, parece que todo a terminado, pero Zelda siente que un mal mayor acecha: Ganon. El Rey del Mal había estado detrás de todo, pues fue él quien creó la copia oscura de Link, con el plan de que el héroe se viese obligado a liberar a Vaati. Link y Zelda se enfrentan al malvado Ganon, derrotándolo y sellándolo en la Espada Cuádruple.

The Legend of Zelda: The Minish Cap

Princesa Zelda Minish Cap.png
La entrega de The Minish Cap presenta a la primera Zelda que recibe el título de princesa, cronológicamente hablando. Es hija del Rey Daphness y descendiente del antiguo Rey Gustaf. De niña, estudió en el Colegio Fabuloso, donde se hizo amiga de Link.

Años más tarde, celebra el Festival Minish de la Ciudadela de Hyrule. Zelda va en busca de Link para que le acompañe al festival. Juntos visitan varias de los puestos del festival. En uno de ellos, Zelda gana un escudo, el cual regala a Link. En el festival también se organiza un torneo de lucha, cuyo campeón ha sido un desconocido joven llamado Vaati. En la ceremonia en honor a su victoria, a la cual asisten Link y Zelda, el brujo profana el sagrado cofre sellado y convierte a Zelda en piedra. Vaati estaba buscando la Fuerza Dorada. Para devolver a la princesa a la normalidad, Link parte en busca de los Minish, quien se dice que solo pueden ver los niños. Según el rey, los Minish serán capaces de reparar la espada que mantenía cerrado el cofre: la Espada Minish.

Durante su aventura, Link visita varias veces el Santuario Elemental, oculto en el patio del castillo de Hyrule. Pero no solo él llega a su interior, también lo hace Vaati. Gracias a ello, el brujo descubre que la Fuerza Dorada realmente se encuentra en el interior de la princesa Zelda. Sin perder el tiempo, invade el castillo, convirtiéndolo en una versión tenebrosa, y se prepara para extraer el tan ansiado poder del interior de la princesa. Link, una vez forja la Espada Cuádruple, va al castillo a toda prisa para enfrentarse a Vaati. Logra derrotarlo con la ayuda de la Espada Cuádruple, devolviendo a la princesa a su estado normal. Una vez recuperada, Zelda usa el gorro Minish y la Fuerza Dorada en su interior, para deshacer todos los males provocados por Vaati y devolver a Hyrule a normalidad.

The Legend of Zelda: Twilight Princess

Zelda TP.png
Antes de los sucesos que relata Twilight Princess, Zelda era la joven gobernante de Hyrule, dirigiendo al país desde el fabuloso castillo de Hyrule. Pero su mandato llegó a su fin cuando, el tirano de las sombras, Zant, se lanzó a la conquista de Hyrule desde el Reino del Crepúsculo. Con su ejército de las sombras, Zant fue sumiendo en el crepúsculo las distintas regiones del reino, una por una. Finalmente, se abrió paso hasta la misma capital y en el salón del trono, por la fuerza, tuvo su primer encuentro con la princesa Zelda. Zant le dio a elegir entre dos opciones: vivir bajo el eterno ocaso y renunciar a su libertad... O morir. La princesa, tras pensárselo dos veces, rindió incondicionalmente el castillo y aceptó vivir en el crepúsculo.

De este modo, Zelda fue confinada en la torre más alta del castillo, observando desde allí como su pueblo se convertían en ánimas por la influencia del crepúsculo. Ella, consigue mantener su forma, posiblemente por ser portadora la Trifuerza de la Sabiduría. En uno de sus largos días de confinamiento, se presenta ante ella la verdadera líder del crepúsculo, Midna, la cual había perdido su verdadera forma por un hechizo de Zant. Junto al ser de las sombras, llega un lobo de ojos azules, quien en realidad es nada más y nada menos que Link, el cual ha tomado esa forma por culpa del crepúsculo. Zelda se encomienda al héroe transformado en bestia, pidiéndole que ahuyente el mundo de las sombras de las regiones de Hyrule.

Link obedece y cooperando con Midna, viaja y restaura el poder de los distintos espíritus de la luz, deidades capaces de mantener a raya el mundo de las sombras. Cuando Link restaura al último de estos seres, Lanayru, recibe el inesperado ataque de Zant. El rey usurpador hiere de mortalidad a Midna y lanza un maleficio sobre Link, obligándole a permanecer eternamente en su forma de lobo. Más preocupado por el estado de Midna, que por su propio bien, Link se apresura a volver con la princesa Zelda. Ella, al ver el estado de Midna, decide utilizar su propia energía vital para curarla, desvaneciéndose; no sin antes indicar a Link que debe de encontrar la Espada Maestra para romper el hechizo sobre él.

Zelda cubierta mostrando cabeza TP.png
Link y Midna viajan por Hyrule una vez más. Con la Espada Maestra en su haber, la pareja reúne los distintos fragmentos del espejo del crepúsculo y derrotan a Zant. Durante esta parte de su aventura, ambos descubren que el verdadero artífice de todo es Ganondorf. El rey de las Gerudo aguarda un nuevo duelo con el héroe de esta época en el castillo de Hyrule. Para el primer asalto, a modo de provocación, manipula el cuerpo de Zelda para luchar contra Link, pero su hechizo se desvanece al ser derrotado. Ganondorf se transforma en una bestia conocida como Ganon, pero vuelve a ser derrotado ante Link. Midna consigue restaurar la salud de Zelda y hacerla volver en consciencia, pero la batalla no ha acabado, Ganondorf vuelve a por más. Midna decide tomar la responsabilidad y teletransporta a Link y Zelda a la pradera de Hyrule. Con la magia de la Sombra Fundida, trata de acabar con Ganondorf, pero es inútil. El Rey del Mal se planta en la pradera de Hyrule, a lomos de su caballo, dispuesto a acabar con Link y Zelda. La princesa conjura a los espíritus de la luz y obtiene las flechas de luz, con las cuales ayuda a Link a pelear contra Ganondorf y finalmente derrotarlo. El enfrentamiento llega a su fin con un duelo a espada, donde Ganondorf perece.

La última vez que vemos a Zelda durante Twilight Princess será después de los créditos, en la despedida de Midna. La princesa del Crepúsculo se dispone a volver a su tierra gracias al espejo del crepúsculo, situado en el circo del espejo. Midna trata de decirle unas palabras a Link, pero acaba dejándolo en una simple despedida y destruye espejo del crepúsculo, evitando que el mundo de las sombras y de la luz vuelvan a mezclarse algún día.

Como información adicional, la carta de Zelda del Juego de Cartas Intercambiables de Twilight Princess, revela que la princesa iba a ser coronada reina de Hyrule unos pocos días después de la invasión de Zant. Sin embargo, debido a la invasión, la ceremonia no pudo acontecer. En el juego de Super Smash Bros. Brawl, donde se presenta a Zelda en su forma de Twilight Princess, es referida como la reina de Hyrule, pudiendo implicar que tras los eventos del juego, Zelda fue coronada reina como estaba planeado.

The Legend of Zelda: Phantom Hourglass

Cabe decir que la princesa Zelda, como tal, no aparece en Phantom Hourglass, pero sí lo hace su alter ego: Tetra. Zelda, en su forma de princesa, es mostrada únicamente durante el prólogo del juego, en el cuál se relatan brevemente los hechos ocurridos en The Wind Waker. También se debe mencionar que en ciertos puntos del juego, los piratas llaman a Tetra por su verdadera identidad, "princesa Zelda", algo que le molesta bastante pues no se siente identificada con su parte noble.

The Legend of Zelda: Spirit Tracks

PrincessZeldaArt.png

En la nueva aventura que recibe el título de Spirit Tracks, Zelda es la nieta de Tetra y la princesa del Hyrule fundado en el nuevo continente. Aparece por primera vez cuando el joven aprendiz Link es nombrado maquinista oficial del reino. Durante esta ceremonia, Zelda le pasa a Link una nota a escondidas en la que le advierte de las intenciones del ministro Makivelo y le pide que se reúna con ella. Al reunirse, le habla sobre el extraño suceso por el que están desapareciendo las vías sagradas que sirven para unir el transporte del reino. La princesa le pide al joven maquinista que la lleve a escondidas a la Torre de los Dioses. Así, con la ayuda de Bigboy, maestro de Link, emprenden lo que debería de haber sido un tranquilo viaje, pero en el camino, las vías desaparecen y el tren sufre un accidente. Entonces, aparecen Makivelo y Táligo, los cuales derrotan fácilmente a Link y a Bigboy, y extraen el alma de la princesa Zelda, tomando su cuerpo como futuro recipiente del demonio Mallard.

Ghost Zelda.png
Link despierta más tarde en el castillo de Hyrule, donde descubre al espíritu de la princesa, al que sólo él puede ver. Con la ayuda de Zelda, Link encuentra una espada, y, una vez que ha entrenado con ella, se dirigen a la Torre de los Dioses, donde conocen a la Trenebunda Radiel, guardiana de la torre. La anciana les cuenta que en el cuerpo de Zelda se oculta un gran poder y que para poder recuperarlo, deberán evitar que Mallard se adueñe por completo de él. Su misión será la de restaurar las vías sagradas con las litografías de la Torre de los Dioses y llegar así a los altares de las distintas regiones para reforzar el sello y evitar que Mallard salga de su prisión. Durante las escaramuzas de Link en las mazmorras, Zelda, al ser un espíritu, puede poseer los cuerpo de los espectros y de esta forma ayudar al joven héroe a superar múltiples obstáculos.

A pesar de que cumplen sus objetivos y restauran la torre y las vías, no pueden impedir el resurgir de Mallard y que este se introduzca en el cuerpo de Zelda. Pero no todo está perdido. Una vez Link ha obtenido la Espada Trenebunda, la brújula de luz y el arco de luz; se lleva a cabo la contienda final. Gracias a la brújula, Link y Zelda pueden acceder al Mundo Oscuro y saber dónde se encuentra el Tren Diabólico que usan Makivelo y Mallard. Sobre él tiene lugar una batalla por la que Link consigue expulsar al Rey Demonio del cuerpo de Zelda. Ya fuera de la dimensión oscura, Zelda recupera su cuerpo tras un momento de desespero que consigue superar gracias a Táligo y la visión de Tetra. Mallard, acorralado, decide introducirse en el cuerpo de Makivelo. Así se libre una batalla final, en la que Link defiende a Zelda mientras ella usa su magia para llamar a los Trenebundos, los cuales revelarán el punto débil de Mallard. En la última fase del combate, Zelda disparará flechas de luz al demonio a la par que Link le distrae. Finalmente, Mallard es destruido, los Trenebundos parten a los cielos al haber cumplido su misión y la paz regresa a Hyrule.

The Legend of Zelda: Skyward Sword

Artwork Zelda y Pelícaro SS.png
En Skyward Sword, a diferencia de las demás entregas, Zelda no designa un título de princesa. Ella vive en Altárea y es la hija del director de la Academia de Caballeros: Gaepora. Al igual que Link, asiste a la academia. También es la dueña de un fabuloso pelícaro azul. Durante el juego demuestra que profesa un amor y cariño por Link muy peculiar, siendo esta la razón de los celos que tiene Malton, quien aparentemente está enamorado de Zelda. Aún así, parece ser que entre Link y Zelda hay reciprocidad de sentimientos. Después de que Link gane el Torneo Celeste, y la posterior ceremonia, él y Zelda se van de paseo en con sus respectivos pelícaros. Cuando más especial parece la ocasión, un tornado aparece desde por debajo de las nubes y arrastra a Zelda a las Tierras Inferiores.

En la desconocida superficie, el autoproclamado señor de los demonios, Grahim, intenta raptarla, pero fracasa. Zelda, en primer lugar, recibe la ayuda de una anciana residente en la Tierra del Presidio y, posteriormente, la de la sierva de la diosa Hylia, Impa. Con la protección de la Sheikah, Zelda se adentra en una travesía a lo largo de las regiones de las Tierra Inferiores para someterse a un proceso de purificación en cada uno de los manantiales de los templos, con lo que así poder recuperar la memoria de la diosa Hylia. Durante su cometido, se encontrará con Link por primera vez en el Templo Terrenal. Pero Impa impedirá la reunión, pues Zelda aún tiene una misión que cumplir y califica a Link de lento, así como no merecer el reencuentro con su amiga de la infancia. No será hasta que Zelda visita el Templo del Tiempo, en el Desierto de Lanayru, cuando vuelva a ver a Link. Una vez lleva a cabo la última de las purificaciones, es asaltada de nuevo por Grahim, pero Link también interviene. Entonces, Zelda se las arregla para darle a Link la Lira de la Diosa. Acto seguido, gracias al propio Link, Zelda e Impa huyen al pasado a través de un portal. Antes de destruirlo para que Grahim no las siga, Impa le dice a Link que vaya a la Tierra del Presidio, mientras que Zelda se despide exclamando que se volverán a ver.

El joven héroe se ve obligado a seguir con su aventura hasta ser capaz de activar un segundo Portal del Tiempo y usarlo para ir al pasado donde le aguarda Zelda. Cuando consigue reunirse con ella, su mejor amiga le revela que ella es nada más y nada menos que la reencarnación de la diosa Hylia, así como que él es el héroe designado por la diosa. También le confiesa que ha manipulado sus sentimientos para que éste pudiera encaminarse hacia su destino, confesión de la cual queda muy arrepentida. Para mantener el sello del Durmiente, Zelda se sume un profundo sueño, encerrándose a sí misma en un cristal y quedando bajo un estado de hibernación. Antes de que el sello se complete, le pide a su héroe que, por una vez, sea él el que la despierte, pues, como indica, ella siempre tenía que despertarle para que no llegara tarde a la academia.

Después de que Link obtenga la Trifuerza y erradique al Durmiente, Zelda despierta y se reúne con Link, Malton y la mujer anciana. Pero el aparente final feliz se tuerce cuando Grahim irrumpe en escena para secuestrarla. A través del Portal del Tiempo, se la lleva al pasado donde el Durmiente sigue vivo. Usando los poderes en el interior de Zelda, planea revivir a su señor mediante un ritual que permitirá al prisionero absorber parte de la fuerza de la reencarnación de Hylia. A pesar de que el ritual se lleva a cabo, Zelda sobrevive y Link se enfrenta al Heraldo de la Muerte, la verdadera forma del Durmiente. El héroe consigue derrotar al Rey Demonio y acabar con su amenaza de una vez por todas. Poco después, Zelda se entristece al enterarse de que Impa pretende quedarse en el pasado para salvaguardar la Espada Maestra. Al volver al presente, se revela que la anciana en el Templo del Presidio en realidad era la propia Impa, que supervisó durante años la Tierra del Presidio. Acontecido esto, Zelda decide vivir en la Tierras Inferiores, preguntándole a Link qué es lo que hará él. Basándose en su reacción con una sonrisa, se infiere que Link decide vivir junto con Zelda en la superficie, lugar al que posteriormente llamaran Hyrule.

The Legend of Zelda: A Link Between Worlds

Artwork Zelda ALBW.png
A Link Between Worlds cuenta con otra aparición de la princesa Zelda . Esta reencarnación de Zelda vuelve a estar al cargo de Hyrule, a pesar de su corta edad. Es muy probable que sea una descendiente cercana a la princesa Zelda de A Link to the Past, dentro del linaje de la Familia Real. Link la conoce por primera vez cuando visita el castillo de Hyrule. Gracias a Impa, Link obtiene una entrevista con la princesa, durante la cual le cuenta como Zeres fue atacada y convertida en una pintura por un misterioso villano, llamado Yuga. La princesa Zelda pide al joven héroe que vaya a advertir sobre lo sucedido a Sahasrahla, el cual se encuentra en Kakariko. Antes de irse, Zelda también le da como regalo un colgante que ha tenido desde que era una niña. Más tarde el castillo de Hyrule queda bajo el ataque de Yuga, descubriéndose que el colgante que había recibido Link en realidad era uno de los tres colgantes de la virtud, el cual la princesa le había dado previendo la desgracia que se avecinaba.

Ya con la Espada Maestra, Link consigue acceder al castillo de Hyrule, encontrando en su interior un enfrentamiento entre Zelda y Yuga. Zelda le dice a Yuga que sus acciones deben cesar y le pregunta cuántas personas más tiene la intención de secuestrar, a lo que Yuga dice que solo busca a ella y a los Siete Sabios de Hyrule. Zelda luego lo acusa de intentar utilizar a los Siete Sabios para revivir a Ganon, pero Yuga la ignora y la convierte en una pintura "por su belleza". A continuación, lleva la pintura al punto más alto del castillo y por una grieta escapa a Lorule, un reino paralelo a Hyrule. En Lorule, utiliza el poder de los Siete Sabios y la Princesa Zelda para revivir a Ganon. Una vez revivido, Yuga se fusiona con él, no sin antes dispersar todas las pinturas que mantienen a los sabios por las mazmorras de Lorule, salvo la pintura de Zelda.

ALBW Pintura Zelda.png
La pintura de la princesa Zelda queda bajo la custodia de la princesa Hilda, la contraparte de Zelda en Lorule. Durante varias escenas en el juego, Hilda habla a la pintura de Zelda, generalmente contando sobre el pasado de Lorule. Link, por su parte, se embarca en una aventura para rescatar a los Siete Sabios, mientras la fusión de Yuga y Ganon es retenida aparentemente por Hilda. Link tras rescatar a los sabios obtiene la Trifuerza del Valor y se introduce en el castillo de Lorule. Allí, para sorpresa de Link, Hilda revela sus verdaderas intenciones de obtener la Trifuerza, para restaurar su colapsado reino, y roba la Trifuerza de la Sabiduría de Zelda. Lorule en el pasado tuvo una Trifuerza, pero fue destruida. No obstante, la historia vuelve a dar un giro y Yuga traiciona a Hilda, pues el mago no se preocupa por la restauración del reino y quiere convertirse en un ser divino. La fusión de Yuga-Ganon absorbe a Hilda y a la Trifuerza de la Sabiduría en su interior. Link libra una batalla final contra el monstruo fusionado, y con las flechas de la luz que le da la princesa Zelda, consigue derrotar a Yuga-Ganon, destruyéndolo y solo dejando a la princesa Hilda.

Al desaparecer Yuga, Zelda vuelve a su estado normal. Con la ayuda de Ravio, la contraparte de Link en Lorule, Hilda abandona sus deseos de hacerse con la Trifuerza de Hyrule y decide transportar a Zelda y Link a su reino. Zelda y Link son transportados al Reino Sagrado, donde aparecen delante de la completa Trifuerza. Comprendiendo el sufrimiento del reino de Lorule, Zelda desea ante la Trifuerza que Lorule recupere su Trifuerza, volviendo así a establecer el equilibrio en el reino decadente. Zelda vuelve al castillo de Hyrule donde retoma sus funciones como matriarca del país. Adicionalmente, si se completa el juego en el modo héroe, en la secuencia final donde Link devuelve la Espada Maestra a su pedestal, estará acompañado por la princesa Zelda y los Siete Sabios.

Apariciones no canónicas

Artículo principal: Princesa Zelda/Apariciones no canónicas

Debido a la gran cantidad de apariciones con las que cuenta la princesa Zelda en medios no canónicos, hemos separado el contenido en un anexo a este mismo artículo. Sigue el enlace para leer sobre las múltiples apariciones en medios como series animadas u otros juegos que no están presentes en la cronología de la saga de Zelda.

Álter ego

Sheik

Sheik Artwork 3d.png
Artículo principal: Sheik

Sheik es el álter ego Sheikah de la princesa Zelda en Ocarina of Time. Usando una especie de traje azul con el ojo Sheikah en el centro, con la voz apagada y la cara oculta, este personaje es esencialmente irreconocible y aparece relativamente como un personaje masculino. Es posible que Zelda haya utilizado sus poderes mágicos para alterar su apariencia. Sheik toca la lira y enseña a Link nuevas canciones que le ayudan durante su travesía. Cuando Link regresa al Templo del Tiempo casi al final del juego, Sheik se transforma en la princesa Zelda.

El debate que rodea a este álter ego está centrado en su género, en si realmente es un hombre o no. Cuando Link se encuentra con la princesa Ruto en el Templo del Agua, Ruto le dice que "un muchacho" llamado Sheik la rescató de debajo del hielo. Este es otro de los distintos detalles que llevan a una parte de los fans a sostener que Sheik realmente es un hombre. Por su fuera poco, el artwork oficial de la versión del juego para Nintendo 64, ligado a los gráficos del mismo, afianzaban las creencias de que Sheik es un hombre. Sin embargo, en la actualidad, es ampliamente aceptado e incluso confirmado por Nintendo que Sheik es una mujer. Las distintas apariciones de Sheik en juegos no canónicos como la saga Super Smash Bros., más el remake de Ocarina of Time para Nintendo 3DS, finalizaron de un plumazo con las teorías sobre su género. Curiosamente, sustentando el que Sheik sea mujer, en el propio juego de Ocaria of Time nos encontramos con una Piedra Sheikah cerca del castillo de Hyrule que cuenta: "Se dice que al contrario de su imagen sutil y elegante, la princesa Zelda del Castillo de Hyrule es, en realidad, ¡un marimacho!"

Tetra

Artículo principal: Tetra

Tetra es el álter ego de Zelda en The Wind Waker, una consumada marinera y capitana pirata. Huérfana a temprana edad, llega a adquirir un respeto sin igual entre la tripulación pirata debido a su capacidad de liderazgo y a su fuerte carácter ante las adversidades. Tetra puede ser muy impaciente, traviesa, grosera la mayoría de veces y manipuladora, aunque en el fondo posee un gran corazón.

Está armada con una catapulta (o al menos eso le asegura a Link), y es razonable asumir que sabe cómo usar las bombas que su tripulación pirata robó en cierta ocasión. Como uno de los miembros de la Familia Real, puede usar el amuleto pirata para comunicarse con su portador y mantener vigiladas sus acciones hasta cierto rango. Curiosamente, es mucho más morena de piel en su forma Tetra que cuando se convierte en la forma de la princesa Zelda. Al final del juego, vuelve a su identidad como Tetra y se embarca junto con Link en una aventura en búsqueda de la tierra que se convertirá en el futuro Hyrule. Este hecho conduce hasta los eventos presentados en Phantom Hourglass y Spirit Tracks.

Curiosidades

  • Link's Awakening y Tri Force Heroes son los únicos juegos donde Zelda está absolutamente ausente. En Link's Awakening solo es mencionada por su parecido con Marín, mientras que en Tri Force Heroes aparece su vestido. Majora's Mask, por su lado, tampoco cuenta con la presencia de la princesa, pero sí que aparece por medio de un flashback.
  • El reconocido actor Robin Williams le dio el nombre a su hija de Zelda, en honor a la princesa de la saga.
  • Hyrule Historia muestra un diseño inédito de A Link to the Past de cómo sería la princesa Zelda si estuviera bajo el efecto del Mundo Oscuro, dándole una apariencia similar a un zorro.
  • En Twilight Princess, Zelda viste con una capucha negra en cuya parte trasera puede verse el símbolo de la raza Sheikah.
  • En su versión de Spirit Tracks, Zelda tiene un particular miedo a los ratones, incluso cuando posee a un espectro.
  • La reencarnación de Zelda durante Skyward Sword es la única de toda la saga que no tiene una condición de princesa o nobleza.

Galería

Este artículo tiene una colección de imágenes para representar aún más su contenido. Como son un gran número de imágenes se han agrupado en una galería.

Ver galería Ver galería

Plantilla:NavTLoZ Plantilla:NavTAoL Plantilla:NavALttP Plantilla:NavOoT Plantilla:NavOoS Plantilla:NavOoA Plantilla:NavFS Plantilla:NavTWW Plantilla:NavFSA Plantilla:NavTMC Plantilla:NavTP Plantilla:NavST Plantilla:NavSS Plantilla:NavALBW