Urbosa

De Wiki de Universo Zelda
Saltar a: navegación, buscar
Urbosa
BotW Urbosa artwork.png
Arte oficial de Urbosa para Breath of the Wild.
Título(s) Elegido
Matriarca Gerudo
Juego(s) Breath of the Wild
Raza Gerudo
Sexo Femenino
Familia Riju (descendiente)
Quote1.png No puedo negarme. Atenderé a vuestra petición. Todo indica que el clan Yiga no solo intenta revivir a Ganon, sino que también pretende apropiarse de nuestro tesoro. Alteza, os ayudaré a poner fin al Cataclismo. Quote2.png
— Urbosa

Urbosa (ウルボザ, Uruboza ?) es uno de los personajes del juego The Legend of Zelda: Breath of the Wild. Pertenece a la raza gerudo, y es la matriarca de su pueblo. Hace 100 años atrás, fue escogida como uno de los cuatro elegidos al servicio de la familia Real de Hyrule y se le dejó a cargo de una de las Bestias Divinas. Su bestia, en particular, es Vah Naboris. Es una excelente guerrera y posee un arma conocida como la cimitarra de la ira y un escudo, el escudo de la ira. Además, posee la habilidad conocida como la ira de Urbosa, con la que puede atacar al enemigo con rayos controlados a su voluntad. Murió durante los hechos del Cataclismo, a mano de una de las iras de Ganon. A pesar de ello, 100 años después, su legado sigue muy presente entre las gerudo. A través de su diario sabemos que Urbosa fue una gran amiga de la reina de Hyrule.

Su doblaje es llevado a cabo por Marta Barbará en castellano, mientras que en latino por Kerygma Flores. En el doblaje original, japonés, su voz corresponde a la de Rei Shimoda.

Características[editar]

Aspecto[editar]

Como todas las gerudo, Urbosa tiene la piel tostada y el cabello rojo, y lo lleva recogido en una cola de caballo. Tiene el cuerpo musculado y las caderas anchas. Sus ojos son verdes, y sus labios están pintados de azul. Viste con una armadura gerudo que consiste en un top dorado con motivos rojos, azules y verdes, unas hombreras doradas, un manto negro a modo de falda cogido con un cinturón dorado, y unos grandes pendientes y brazaletes, también dorados. Una vez convertida en elegida, pasa a portar el característico manto de color azul otorgado por el rey Rhoam que la identifica como tal.

Personalidad[editar]

Urbosa guiñando un ojo captura BotW.png
Si algo define a Urbosa por encima de todo, es que es tremendamente responsable, tanto de su pueblo como de la princesa Zelda, para quien tiene un sentido de maternidad que hace que esté siempre velando por ella. Esto se debe a que Urbosa había sido muy amiga de su madre, la reina de Hyrule, antes de que esta falleciera repentinamente.

Urbosa es un personaje optimista. Siempre intenta ver el lado positivo de las cosas y anima a los demás cuando se sienten fracasados, como cuando le dice a Zelda que no pasa nada por no haber conseguido despertar su poder, que se ha esforzado, y eso es lo que cuenta. Además, tiene un gran sentido del humor, como podemos ver en el recuerdo "Urbosa", cuando despierta a Zelda asustándola con un rayo y, al ver la reacción de la princesa, empieza a reír a carcajadas, demostrando el lado cómico de la situación.

Según cuenta en su diario, Urbosa y Daruk son los más mayores de entre los elegidos, y eso hace que la gerudo muestre a menudo un sentido maternal hacia los demás. Hay multitud de ocasiones en que esto se manifiesta hacia Zelda, pero también tenemos un ejemplo cuando le cuenta a Link cómo llevarse bien con la princesa en el recuerdo "Urbosa", intentando que ambos se lleven bien, o cuando le enseña a Mipha la cámara de la piedra sheikah en el recuerdo "La Balada de los Elegidos".

Historia[editar]

Urbosa en el trono gerudo captura BotW.png
Por el diario de Urbosa sabemos que cuando la princesa Zelda nació, su madre, la reina de Hyrule, con quien eran íntimas amigas, la llevó a la Ciudadela Gerudo para que la conociera. No obstante, la reina murió repentinamente al cabo de pocos años. Urbosa acudió al funeral, y se sorprendió mucho de la firmeza que la princesa demostró, a pesar de lo pequeña que era. Con el tiempo, Urbosa fue desarrollando un sentimiento maternal hacia Zelda, apoyándola y estando a su lado. Su diario también cuenta una visita al castillo de Hyrule, un año después del funeral en la que, tras reunirse con el rey, Urbosa acompañó a Zelda a meditar. Fue entonces cuando quedó impresionada por la persistencia de la princesa a no dejar de meditar ni un segundo hasta el anochecer, de hecho, Urbosa misma tuvo que sacarla de la fuente por la fuerza. Sería cuando la princesa por primera vez le confesaría su inquietud por no ser capaz de despertar sus poderes y cumplir con su deber.

Cien años antes de los acontecimientos del juego, el rey Rhoam y la princesa Zelda seleccionaron a Urbosa para ser uno de los elegidos, siendo la escogida entre las gerudo. Dicho cargo le concede la misión de controlar una de las cuatro Bestias Divinas. De este modo se une a un grupo formado junto a ella por cuatro individuos, siendo sus compañeros Daruk de los goron, Mipha de los zora y Revali de los orni. Más tarde, como quinto elegido, se les uniría el caballero de la princesa: Link. En la ceremonia del nombramiento de Link, Revali comenta que ve claramente que la princesa no le tiene aprecio a Link, y que él tampoco, a lo que Urbosa responde que no pueden hacer nada, pues mientras el caballero esté cerca, Zelda no podrá evitar sentirse inferior.

Posteriormente, Urbosa se marcharía a la Ciudadela Gerudo, en el desierto. Allí buscaría aprender a controlar su bestia divina, Vah Naboris. Por aquel entonces, según su diario, un día recibió la visita de Link. Por lo visto, la princesa se había zafado de él para perderlo de vista aprovechando las leyes de la ciudadela, que prohíben la entrada a los hombres. Urbosa se percató entonces de que Link era una persona introvertida a quien no se le da demasiado bien expresar lo que piensa, por lo que le prometió que le avisaría si Zelda aparecía por allí. En otra ocasión, Urbosa y Zelda se pasaron el día investigando a la bestia divina, y al anochecer la princesa estaba tan cansada que se quedó dormida. Entonces Urbosa aprovechó para hacer llamar a Link, que se personó al instante, y le aconsejó ser paciente con Zelda pues, a pesar de meditar sin descanso desde niña, se sentía poco útil por la ausencia de resultados. Por si fuera poco, ver la Espada Maestra la desmoraliza.

Tras un tiempo de entrenamiento, Urbosa consiguió aprender a pilotar a Vah Naboris. Pero no sería suficiente. Junto a los otros elegidos, decidieron esperar en el pie del Monte Lanayru a la princesa Zelda. La princesa trataría de despertar su poder de una vez por todas. Sin embargo, volvería a fracasar. Cuando el grupo intenta animarla, Urbosa sugiere que a lo mejor la meditación no es la manera adecuada para despertar su poder. Entonces se ven interrumpidos por la repentina aparición del Cataclismo. Ganon había despertado. Inmediatamente, Urbosa le pide a la princesa que se refugie en un lugar seguro, pero la princesa se niega. Entonces los elegidos corrieron a ocupar su lugar con sus bestias. Había llegado la hora de combatir a Ganon juntos. Sin embargo, la malicia de Ganon corrompió la poderosa tecnología de antaño. Vah Naboris se volvió en contra de su jinete y Urbosa quedó encerrada dentro de ella, donde fue asesinada por la Ira del Rayo de Ganon.

Introducción de Urbosa captura BotW.jpeg
Un siglo más tarde, Link llega a la ciudadela Gerudo y le pide ayuda a Riju, la matriarca gerudo y descendiente de Urbosa. Sin embargo, solo recibe ayuda después de que recupere el casco del trueno de manos del clan Yiga. Para devolver el favor, la misma Riju acompaña al héroe hasta Vah Naboris, a la que consigue acceder a su interior. Al activar la piedra guía de la bestia divina, Link escucha la voz de Urbosa, cuyo espíritu continúa atrapado allí. La elegida gerudo insta al héroe ha encontrar las cinco terminales que controlan a Naboris hasta llegar al principal. Una vez conseguido, Link se enfrenta y derrota a la Ira del Rayo de Ganon. Con su victoria no solo libera a Vah Naboris, sino que también deja libre al espíritu de Urbosa. En su forma de espíritu, Urbosa le dice a Link que sabía que lo conseguiría, y le agradece haber salvado su espíritu y haber recuperado a la bestia. También celebra que al fin podrá desempeñar la labor que le habían encomendado: ayudar a Link contra Ganon. De hecho manifiesta que está deseando que llegue el momento, pues tiene ganas de darle su merecido con la ayuda de su bestia divina. En ese momento, Urbosa le concede a Link su poder, la ira de Urbosa, en agradecimiento. Antes de despedirse, le pide a Link que le diga a la princesa que nada de lo que ocurrió fue culpa de ella y que no se torture, pues puede sentirse orgullosa. Le pide que cuide de ella y de todo Hyrule. Por último, moviliza a su bestia sacándola del desierto hacia un punto lo suficientemente alto como para divisar el castillo de Hyrule. Colocada en posición de ataque, solo queda esperar a que llegue el momento oportuno para disparar a Ganon. Una vez hecho esto, Urbosa se dirige a su bestia, Naboris, y le dice que, por el honor de las gerudo, deben plantarle cara a Ganon con todas sus fuerzas, y que aguarda impaciente el momento de dispararle.

Una vez que Link irrumpe en el Castillo de Hyrule y se enfrenta a Ganon, Urbosa lanza un poderoso rayo desde su bestia dirección el castillo. Este ataque inflige un 12.5% de daño a Ganon. De este modo, al combinarse el ataque con el resto de las Bestias Divinas, se alcanza a un total de daño del 50%. Una vez que Link triunfa, derrota al Cataclismo y la princesa Zelda queda libre. Mientras ambos abandonan el castillo de Hyrule, el espíritu de Urbosa junto al del rey y el resto de elegidos fallecidos, observan a la pareja alejarse. Segundos después, se desvanecen con el viento. Por fin pueden descansar en paz.

Curiosidades[editar]

  • El director del juego, Hidemaro Fujibayashi, dijo que Urbosa es su personaje favorito, y que su nombre fue el primero en decidirse.
  • Para las gerudo que nos encontramos en el juego, Urbosa es considerada casi como una diosa, llegando a rezar en su nombre en sus plegarias.
  • Según dice Urye, una niña gerudo que vive en la ciudadela, hace tiempo Urbosa salvó a su tribu de ser destruida por un fantasma muy malvado.
  • Urbosa tiene su propia figura amiibo. Si la usamos en el juego obtendremos el Casco Divino de Vah Naboris, que aumenta el nivel de la resistencia a la electricidad.
  • En la arenga que Urbosa le da a Naboris cuando las liberamos, le dice las frases: "Nabooru. Es la sabia de la tribu gerudo aclamada por las leyendas. Tu nombre, Naboris, honra su memoria", refiriéndose a una de los sabios de Ocarina of Time, y "Dicen las leyendas que Ganon perteneció a nuestra tribu, hace ya mucho tiempo", referencia también a Ocarina of Time, pues en el juego Ganondorf pertenece a la tribu de las gerudo. Otra referencia a Ganondorf la encontramos en su diario donde, hablando de Ganon, dice que "no podemos olvidar que sus orígenes están estrechamente ligados a los de nuestra tribu".
  • Las gerudo son una raza muy orgullosa e independiente. Hasta tal punto que en el diario de Urbosa podemos encontrar frases como: "mi amiga de lejanas tierras, la reina de Hyrule", "he ido de visita al reino de Hyrule" o "debo aceptar la misión. Si el cataclismo se repite, no solo Hyrule se verá implicado", frases que hablan casi como si Hyrule y la tierra de las gerudo fueran reinos separados e independientes.
  • En agradecimiento por haber aplacado a Vah Naboris y salvado la ciudadela Gerudo, la matriarca Riju le entrega a Link la cimitarra de la ira y el escudo de la ira, armas que pertenecieron a Urbosa, y que estaban guardadas como un tesoro.

Galería[editar]

Personajes de The Legend of Zelda