El problema de la cronología… y de Breath of the Wild

El problema de la cronología… y de Breath of the Wild

No es la primera vez -ni será la última- en la que, desde Universo Zelda, abordamos el tema de la cronología y el papel del que consta en ella el nuevo título de la saga: The Legend of Zelda: Breath of the Wild. En el pasado os hemos dedicado varios artículos hablando de ello, algunos de los propios escritos por mi persona, o incluso vídeos en nuestro canal de YouTube. Sin embargo, si hay algo que hay que tener en cuenta ahora mismo a la hora de leer o ver dicho contenido, es que fueron creados cuando Breath of the Wild aún no había llegado al mercado ni a nuestras casas. Es por eso mismo que, observar este tipo de contenido ahora mismo, sobretodo para su autor, puede ser algo curioso, ver cómo lo que proponías se acerca o se aleja bastante de la realidad. De hecho, he leído el artículo que he enlazado antes de ponerme a escribir esto y, puedo decir que me sorprende ver cuán equivocado estaba sobre Breath of the Wild y la cronología…

Francamente, siempre había pensado gracias a las palabras de Aonuma que, una vez hubiera completado y disfrutado de Breath of the Wild, sabría con exactitud cuál sería su posición y función en la cronología. Y que, además, ésta encajaría perfectamente. Sin embargo, una vez completado, todavía no lo tengo del todo claro. Bien es cierto que el juego te acerca a una conclusión pero, es una conclusión bastante fácil de cuestionar. Conque es fácil de cuestionar me refiero a que, si te sigues fijando y ahondas más y más en los detalles del título, acabas haciéndote todo un lío. Y esto es todo un problema, porque genera un vertiente de posibilidades que lo único que hacen es espolvorear la verdadera intención del título.

He leído y escuchado muchas suposiciones sobre su posición cronológica, de personas que han jugado al título, y van desde la más disparatada hasta la más cuerda y lógica. Pero si hay algo en común en todas ellas es: lo perdidas que están todas las voces que le dan vida a esas suposiciones y el equivocado concepto que se tiene de la cronología. Sí, la cronología tiene todo un problema y no, no solo me refiero a Breath of the Wild.

Ya en el último artículo que escribí sobre la cronología -y que he enlazado en la parte superior- hablaba sobre el verdadero concepto de la cronología, sobre lo poco que le preocupa a los desarrolladores al crear un nuevo The Legend of Zelda. Mas, me parece que no le di la suficiente importancia o no hice suficiente hincapié. Y si quiero explicarme, tengo que explicar bien ese tema, así que, allá voy:

Como ya dije, para entender la cronología y cómo ésta funciona, debemos entender primero bajo qué circunstancias la ha creado Nintendo y la función que la propia empresa le da. Nintendo, a la hora de crear un The Legend of Zelda, sigue la siguiente fórmula: primero jugabilidad, después historia. De este modo, cuando empezaron a desarrollar Breath of the Wild, sus principales mentes -Fujibayashi, Takizawa y Dohta-, se preocuparon única y exclusivamente de la jugabilidad que le iban a ofrecer como proyecto a sus jefes, Shigeru Miyamoto y Eiji Aonuma. De hecho, si veis los vídeos que Nintendo publicó sobre “como se hizo Breath of the Wild“, veréis a lo que me refiero. Solo y una vez que la jugabilidad quedó clara, empezaron a pensar una historia. Y es a lo que me refiero, la historia es una manera de dar sentido a la jugabilidad, una cosa complementa a la otra. Y esta última frase no es mía, es de Shigeru Miyamoto-sama, quien defiende lo importante que es la historia en The Legend of Zelda, pero quien no comparte la idea de atar toda esa jugabilidad a una historia opresora.

Cada The Legend of Zelda nace como una idea única, como un proyecto que sale de unas mentes, de unos artistas, que tienen un concepto realmente diferente a los que anteriormente hicieron otro The Legend of Zelda. O lo que viene a ser lo mismo, la persona que desarrolló Ocarina of Time no tiene el mismo punto de vista que la persona que desarrolló Breath of the Wild. Por eso mismo, cada Zelda tiene su personalidad propia, más que un juego parece que habláramos de un cuadro de arte, en el que los creadores plasman sus ideas. Y cuando se sigue este concepto tan libre, es imposible atarnos a una linealidad histórica. Cuando un trabajo tiene un procedimiento totalmente diferente a uno anterior, tal vez a grandes rasgos compartan unas similitudes, pero cuando entras en detalles, la diferencias se disparan.

La cronología, más que por idea de la propia empresa, nace de un deseo de los fans por querer hilar los grandes rasgos que unen a cada The Legend of Zelda. Realmente, hasta que no apareció The Wind Waker, absolutamente nadie se preocupaba por la cronología. Fue solo cuando los fans vieron una estatua del Héroe del Tiempo en el castillo de Hyrule, o unas vitrinas de los sabios en la cámara secreta del mismo, cuando la sensación de conexión entre juegos cobró vida. Desde aquel entonces, Nintendo ha seguido creando conexiones bastante evidentes entre los juegos y le ha ido dando una mayor visibilidad al hecho de la existencia de una conexión cronológica entre juegos. Pero no nos equivoquemos.

Nintendo ha querido hilar la saga por medio de hechos históricos que, al ser representados, no interfieran en el desarrollo de la jugabilidad. Quiere darnos la idea de que hay una conexión, pero tampoco quiere concretar dicha conexión para no atarse y de este modo apagar cualquier foco de creatividad. Quiero decir, Nintendo quiere hacernos ver que Twilight Princess va detrás de Ocarina of Time, y lo relacionan creando un mundo similar a Ocarina y dejando vestigios de ese juego por medio de elementos como la Espada Maestra. Pero lo que Nintendo no quiere es que, estos indicios, ahoguen la posibilidad de un futuro Zelda que pueda tener relación con estos mismos. De hecho, los contextos de ambos juegos aunque similares, son completamente diferentes. Sé que suena algo complicado, pero es bastante fácil en realidad.

Volviendo a Breath of the Wild, este juego es un claro ejemplo de cómo Nintendo pretende darnos una historia relacionada a las anteriores entregas, pero que no se casa con ninguna de ellas, dándonos una posibilidad de creatividad absoluta. Sin embargo, antes de seguir hablando, debo de explicar la función cronológica de Breath of the Wild. Ojo, se avecinan spoilers. Su posición cronológica, a mi parecer, se ubica al final de la línea de Link niño, detrás de los eventos de Twilight PrincessFour Swords Adventures, en una nueva era por definir. Me baso en las palabras de la princesa Zelda durante el recuerdo en el que nombra a Link caballero. En él, dice lo siguiente:

Héroe de Hyrule, el elegido por la espada destructora del Mal… has demostrado que posees valor, y que sabes manejar la espada. Y por ello mereces recibir la bendición de la Diosa Hylia. Aunque surques los cielos, viajes en el tiempo o te asole el Crepúsculo… la espada siempre estará unida al alma del héroe.

Con esas palabras nos marcan claramente la línea temporal, los tres juegos más importantes en esta realidad de Hyrule. A pesar de que parece tan fácil definir dónde va el juego y demás, cuando te paras a pensar en el entorno que han creado en este juego y las referencias a otros The Legend of Zelda, es cuando empiezas a cuestionar que esté tan claro realmente. Y es cuando los problemas empiezan a aparecer. Bien es cierto que, la mayoría de estos guiños son solamente eso, guiños, pero dan lugar a malentendidos e interpretaciones sacadas de contexto. Es cuando aparecen ideas del tipo de: “Como los Kolog solo aparecen en The Wind Waker, el juego va ahí” o “como hay un lugar que se llama Linebeck, va después de Phantom Hourglass” o mi favorita: “como hay lugares que se llaman como personajes de Majora’s Mask, este Hyrule es una fusión con Términa”. Todas estas afirmaciones tienen un denominador común: no contemplan a la cronología y su verdadera función.

El gran error mío y de muchos fans en el pasado ha sido querer encajar a Breath of the Wild entre los juegos que ya componen la cronología. Pero lejos de la realidad, el planteamiento del título se aleja de todo lo que conocemos de la cronología. Y esto es a lo que quiero llegar: Breath of the Wild está concebido para ocupar el final de una de las líneas temporales, concretamente la de Link niño, en busca de un refugio de creatividad sin dañar a la historia que ya hay escrita. Después de los hechos de Four Swords Adventures, una nueva reencarnación de Ganon -que no tiene que ver con la de Four Swords Adventures– apareció convertido en el cataclismo y fue entonces cuando sucedió la historia narrada de hace 10.000 años en el juego. 10.000 años después, se ubicaría Breath of the Wild.

Breath of the Wild huye de todo lo que conocemos de la cronología y crea un cerco -de 10.000 años- lo suficientemente grande donde, los desarrolladores, puedan seguir creando The Legend of Zelda bajo una nueva idea y con una libertad mayor, sin tropezar continuamente con la historia que ya hay escrita. De este modo, el juego nos hace un aluvión de referencias a otros The Legend of Zelda, ignorando en muchas ocasiones el sentido de la cronología, porque Nintendo no está buscando arreglar la cronología, sino crear espacios en ella para seguir siendo creativo. Es por eso que, en un juego tan alejado de lo que ya conocemos, es posible todo: pasando por recuperar el culto a la diosa Hylia, el cambio de la geografía, la vuelta con fuerza de algunas razas como los Sheikah, hasta llegar incluso a la aparición de razas que hasta ahora no pintaban nada en esta línea temporal como los Kolog y los Orni.

Hay muchos errores en la cronología y, cuanto más la investigas, más inconsistencias encuentras. Sin embargo, Nintendo ya ha demostrado con Breath of the Wild que las mismas no le preocupan. Lo que ellos quieren es que disfrutemos de las experiencias de sus juegos y nos olvidemos un poco de la conexión histórica. Porque, al fin y al cabo, lo que estamos viviendo con cada título de la franquicia es una leyenda. Y una leyenda no se caracteriza por ser exacta y concisa, sino por ser una historia popular del folclore transmitida oralmente y adornada con elementos fantásticos y que no se ciñen a la realidad. Es por eso mismo que a veces, los detalles nos ciegan y no deberíamos centrarnos tantos en ellos porque, la composición de la cronología, es mucho más fácil que eso.

Sé que puede sonar a excusa, tapar los fallos entre juegos con la idea de que es “una leyenda”, pero es la realidad. Guste o no. Además, lo divertido de la saga es explorar y buscar las conexiones entre los distintos juegos, sean o no más precisas, siempre dentro de una lógica. Por ello, os invito a disfrutar de la cronología de otra manera y no tomárosla tan a rajatabla. Porque, si seguimos ahogando a Nintendo con conspiraciones cronológicas, acabarán descuidando la jugabilidad por una historia más exacta. Y cuidado, no me refiero a no debemos esperar que creen mejores historias o mejores personajes, eso es algo que he yo mismo he pedido en un artículo de hace pocos días. Pero sí opino que debemos tomarnos la cronología como lo que realmente es: un complemento a la jugabilidad.

Dicho esto y para terminar el artículo, me gustaría poner un ejemplo del debate sano al que hago referencia. De cómo tenemos que tomarnos realmente la cronología. Porque es algo divertido e interesante, siempre que se debate desde el entendimiento. Aunque abogo porque Breath of the Wild esté en la línea de Link niño, concretamente al final; de entre todas las especulaciones que he escuchado, hay una en concreto que me sorprendió gratamente y que hace replantearme mis suposiciones. Una persona bastante cercana a mí me hizo el siguiente planteamiento: las bestias divinas, a excepción de Medoh, tienen un nombre basado en un sabio (Nabooris-Nabooru, Rudania-Darunia y Ruta-Ruto). Este hecho lo confirma Urbosa en uno de sus diálogos. Sin embargo, en la línea temporal de Link niño, el Héroe del Tiempo nunca existió y los sabios no despertaron como tales. Por lo que, no puede hacérseles referencia históricamente, porque no llegaron a ejercer una función de sabio. Es decir, si los sabios no existieron, entonces no se le puede dar ese nombre a las bestias y el juego no iría en la línea de Link niño. Sin embargo, en la línea del fracaso sí que sería posible, porque los sabios sí existieron. Por no hablar del hecho de que, en esta línea temporal, siempre vemos a Ganon en su forma bestia. Nunca vemos un Ganondorf, hecho que se repite en Breath of the Wild.

Ese tipo de teorías son muy buenas y bonitas de oír. Aunque es algo fácil de rebatir, está muy bien planteada. Es una demostración de cómo los detalles en la cronología son importantes, pero solo los precisos. Al fin y al cabo, la cronología no es un invento de Nintendo, es un invento de los fans, a los que nos divierte hablar de las conexiones entre juegos y nos permite pasar un buen rato. Y con eso es con lo que tenemos que quedarnos. La cronología es un punto de debate, al que es mucho mejor si se va preparado y concienciado de lo que supone para la saga realmente y, nos olvidamos de conspiraciones disparatadas.

¡Muchas gracias por leer y que la Trifuerza os acompañe!

COMENTARIOS

WORDPRESS 9
  • comment-avatar
    fernando robles 2 meses

    “Por lo que, no puede hacérseles referencia históricamente, porque no llegaron a ejercer una función de sabio. Es decir, si los sabios no existieron, entonces no se le puede dar ese nombre a las bestias y el juego no iría en la línea de Link niño”

    yo creo que esto se podria explicar basicamente de la misma forma que se trata de explicar porque los orni o los kolog existen en dos lineas temporales: simplemente porque en las dos pudieron evolucionar, no ocurrio nada exclusivo en una de las lineas temporales para que se dieran, basicamente los sabios podrian ser sabios de otro era, no precisamente ocarina of time.

    Estoy complemtamente de acuerdo en tu entendimiento de la cronologia de la saga, fue creada a partir del deseo de los fans y no tiene prioridad por encima de la jugabilidad, es un plus.

    • comment-avatar

      Gracias por leer y por comentar, Fernando. 🙂 En cuanto a la parte del texto que copias y pegas, me gustaría responderte con otra parte posterior: “Ese tipo de teorías son muy buenas y bonitas de oír. Aunque es algo fácil de rebatir, está muy bien planteada.” Como tú bien dices, es así de fácil de rebatir, pues en la saga todo es muy ambiguo y cuelga del parecer presente de Nintendo. Pero no se trataba de que fuese irrefutable, sino de que estaba bien pensado. Me alegro de saber que compartimos opinión. ¡Un saludo! ^^

  • comment-avatar
    Dampe 2 meses

    Muy buen artículo, muy sensato y aterrizado. Nos hace, como fans, a reflexionar en el real sentido de cada juego de la saga.
    A modo de comentario, tengo entendido que la bestia divina Vah Medoh es nombrada en honor a Medli (que en japones se llama Medori, lo cual cobra mucha mas semejanza con Medoh), que tambien despierta como sabio de los Orni en Wind Waker.
    Bueno, son solo conjeturas jeje saludos!

    • comment-avatar

      ¡Muy buenas Dampe! Gracias por los cumplidos al artículo. 🙂 En cuanto a lo que comentas de Medli-Medoh, soy consciente de ello y es lo más probable. No obstante, mi intención era hacer mención únicamente a sabios de Ocarina of Time. El que Medoh sea en honor a Medli, demuestra cómo Nintendo realmente no mira los detalles de la cronología y lo hacen sin miramientos. Pero bueno, mi intención era poner un ejemplo de buen argumento cronológico. Nada más. 😉

  • comment-avatar
    JoseArkangellus 2 meses

    Yo siempre he creído que esta historia iría en la línea cronología del fracaso, pero 10.000 años pueden incluir muchas más historias.

    • comment-avatar

      Exactamente, esa es la idea, crear un cerco donde poder explotar todo tipo de ideas nuevas. Gracias por leer. 🙂

  • comment-avatar
    Henslight 2 meses

    Solo quería agregar una cosa respecto a Ruto, no despertó como sabio en esta línea pero aún así se la menciona en una de las piedras que cuentan la historia de los Zora, lo que me hace pensar que, lo digo como posibilidad no hecho, que el resto también pudo haber quedado en la historia sin necesidad de despertar como sabios, y por ende el nombre de las bestias, eso o simplemente se llaman así como guiño para los jugadores familiares con entregas anteriores, lo sé.

    • comment-avatar

      Hablamos de referencia a los sabios debido a un diálogo de Urbosa en el que hace referencia a Nabooru, dándole el título de sabio que porta en Ocarina of Time. Fuera de toda lógica cronológica, seguramente, estemos ante un guiño para jugadores familiarizados, como bien dices. Gracias por leer y comentar. ^^

  • comment-avatar
    Alexis 1 mes

    Probablemente este sea un spoiler, dicho esto comentare que en una de kas misiones en la region de los zoras cuentan la historia de como en el gran cataclismo hace 10.000 años la princesa ruto ayudo al heroe a luchar contra ganon y por eso la bestia divina lleva su nombre, en honor a la princesa, creo que dicho esto encaja mas en la era del declive despues de zelda II

  • DISQUS: 0

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

    ACEPTAR